Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Senado aprobó por unanimidad las leyes de fomento a los autopartistas nacionales y a las pymes

Los dos proyectos proponen una serie de beneficios impositivos y crediticios para pymes y fábricas automotrices que utilicen autopartes de producción nacional.

El Senado aprobó por unanimidad las leyes de fomento a los autopartistas nacionales y a las pymes

El Senado aprobó por unanimidad con 54 votos y convirtió en ley los proyectos de  fomento a pequeñas y medianas empresas, y a la producción nacional de autopartes.

Los dos proyectos proponen una serie de beneficios impositivos y crediticios para pymes y fábricas automotrices que utilicen autopartes de producción nacional, y fueron aprobados de manera  conjunta en una única votación.

El proyecto de incentivo para la producción local de autopartes contempla la entrega de un bono de crédito fiscal para las automotrices, que variará de acuerdo con la cantidad de  piezas nacionales que utilicen en el ensamble de cada vehículo, ya que el propósito es que se incremente del 20 al 30 por ciento.

La iniciativa propone así un “Contenido Mínimo Nacional” que las automotrices deberán cumplir en la fabricación de sus  productos y que será del 30% en automóviles y utilitarios, 25%  en vehículos comerciales livianos, camiones y ómnibus, y 15% para motores.

Además, establece que en caso de una crisis en una empresa  que perciba los beneficios impositivos contemplados en la nueva  norma y que la obligue a reducir el personal, se conformará una  comisión entre el Gobierno, los directivos y el gremio con  personería jurídica para discutir una resolución.

Ambas iniciativas fueron aprobadas junto con un proyecto complementario presentado por el santafesino Omar Perotti, del PJ-FPV, que incluye en los beneficios para las automotrices a los  fabricantes de maquinaria agrícola.

Este proyecto, que fue girado a la Cámara de Diputados, se presentó como complemento de la iniciativa de fomento al autopartismo para reemplazar al decreto 379/01, que otorga un bono  de crédito a las empresas de maquinaria agrícola nacionales del 14 por ciento sobre el valor de venta del bien.

El senador sanjuanino por el Interbloque Federal Roberto Basualdo abrió el debate con una defensa del proyecto referido a  las pymes, al asegurar que se trata de un “incentivo para crear  fuentes de trabajo”.

“Es un proyecto para producir y para combatir la inflación”, sostuvo Basualdo y agregó: “La mejor ley antidespidos es ésta que estamos aprobando”.

En tanto, el jefe del interbloque oficialista Cambiemos, Ángel  Rozas, calificó el proyecto sobre pymes como “trascendente” al  tiempo que subrayó que “el 98 por ciento de las empresas  argentinas son pymes y producen el 70 por ciento de la mano de  obra argentina”.

Por su parte, el senador del interbloque UNA y presidente de  la Comisión de Industria y Comercio, Alfredo Luenzo, destacó que el proyecto para fomentar al mercado de autopartes “favorece el  trabajo nacional”.

El proyecto de fomento de inversiones para las pymes, que fue  impulsado en Diputados por el Frente Renovador de Sergio Massa,  propone un incremento del 50% en el monto que el Estado abona en  concepto de REPRO, la compensación de salarios para empresas en crisis.

Además, propone beneficios impositivos para el sector como la eliminación de la Ganancia Mínima Presunta y la deducción de un  10% de las inversiones del monto del Impuesto a las Ganancias.

También les permite a las pymes pagar el IVA a los 90 días y apunta a facilitarles el acceso al mercado de capitales,  permitiendo que las SRL puedan emitir obligaciones negociables,  entre otras medidas.