Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Senado aprobó el cannabis medicinal: qué es lo que permite la ley

La Cámara alta convirtió en ley el proyecto que habilita a organismos y laboratorios públicos a cultivar y producir la sustancia. Cuáles son los pasos a seguir para acceder al cannabis y que es lo que no estará permitido.

El Senado aprobó el cannabis medicinal: qué es lo que permite la ley

El Senado aprobó por unanimidad y convirtió en ley el proyecto de ley que regula la investigación y el uso medicinal de la planta de cannabis.

La iniciativa, que se impuso con 58 votos a favor, no fue debatida por el amplio consenso con el que contaba y, a pedido del senador Juan Manuel Abal Medina (PJ-FpV), se pasó directo a su votación por temor a perder el quórum. 

El proyecto para regular la investigación médica para el uso medicinal del cannabis había sido aprobado por la Cámara de Diputados en noviembre del año pasado y obtuvo dictamen de las comisiones del Senado el último martes.

La ley para la investigación y el uso medicinal de la planta de cannabis habilita a organismos y laboratorios públicos a cultivar y producir las sustancias para los tratamientos médicos.

También permite al Estado importar el aceite de cannabis que se utiliza especialmente para los padecimientos neurológicos, pero no despenaliza el autocultivo.

Los puntos principales de la ley:

- Se establece un “marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo  del dolor de la planta de cannabis y sus derivados garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud”.

 - Crea el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación  del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud.

- El programa deber “garantizar el aprovisionamiento de los insumos necesarios” para realizar los “estudios científicos y médicos”, ya sea “a través de la importación o de la producción por parte del Estado”.

- También se encargará de establecer “lineamientos y guías adecuadas de asistencia, tratamiento y accesibilidad”, así como de “garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis a toda persona que se incorpore al programa”.

- La autoridad de aplicación de la ley, que será definida por el Poder Ejecutivo, “podrá autorizar el cultivo de la planta de cannabis por parte del Conicet o INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) con fines de investigación médica y científica, así como elaborar la sustancia para el tratamiento que suministrará el programa”.

- La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) “permitirá la importación de aceite de cannabis y sus derivados cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente”.

- La provisión será gratuita para quienes se encuentren incorporados al programa.

- El Estado nacional impulsará  a través de los Laboratorios de Producción Pública de Medicamentos en ANLAP la producción pública de cannabis en todas sus variedades y su eventual industrialización en cantidades suficientes para su uso exclusivamente medicinal, terapéutico y de investigación.

- Se crea un registro nacional voluntario para que se inscriban “los pacientes y familiares de pacientes que sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados de la planta de cannabis” con la protección de sus datos personales.