Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Presidente se defendió, irá a la Justicia y pondrá su fortuna en un fideicomiso

"No somos todos iguales", dijo Macri ante las sospechas de lavado de dinero. Asíse diferenció del kirchnerismo. En su entorno advierten que nunca aceptó ser director de las offshore

El Presidente se defendió, irá a la Justicia y pondrá su fortuna en un fideicomiso

Luego de que el fiscal Federico Delgado imputara al presidente Mauricio Macri por el escándalo llamado ‘Papeles de Panamá’, el mandatario buscó retomar la iniciativa y anunció desde la Casa Rosada que pedirá una acción declarativa de certeza en la Justicia Civil para que verifique sus declaraciones juradas. A su vez, el jefe de Estado añadió que colocará sus bienes en un "fideicomiso ciego", para que maneje su fortuna en pos de transparencia.

A media mañana, la imputación del fiscal Delgado contra Macri recorrió el mundo y encontró al Presidente en pleno viaje a Misiones, donde encabezó un acto. Allí evitó hablar de la polémica que irrumpió esta semana, cuando apareció como director de Fleg Trading Ltd. y Kamegusha, dos sociedades offshore que su padre Franco Macri inscribió en Panamá. "Mi compromiso con todos los argentinos es cuidarlos y decirles la verdad", sostuvo en la ciudad de Posadas.

A 1.000 km de allí, en plena Ciudad de Buenos Aires, el equipo de Macri buscaba a rajatablas los documentos para responder a la imputación de Delgado entre los archivos de la empresa familiar SOCMA. "Macri aparece como director, no era accionista, su padre Franco declaró la empresa en sus declaraciones juradas, la sociedad no tenía ni cuenta corriente, nunca se distribuyeron honorarios entre directores", argumentaron desde el Gobierno tras rescatar archivos de la empresa. Pero el punto más importante del oficialismo es que nunca hubo una reunión de directorio de las sociedades offshore y no existe ningún acta que consigne que Macri aceptó el cargo de director.

Con toda esa información, el mandatario convocó a las 18:30 al Salón Blanco para anunciar que enviará al Congreso el proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública e invitó a un grupo de ONG‘s como Cippec, que promueven proyectos a favor de la transparencia. En plena polémica por los "Papeles de Panamá", Macri lanzó esta iniciativa y se refirió al escándalo. "Estoy muy tranquilo, he cumplido con la ley, he informado la verdad y no tengo nada que ocultar", subrayó Macri.

Acto seguido, explicó que hoy se presentará "ante la justicia civil para pedir algo que se llama una declaración de certeza con toda la información, para que un juez verifique que lo que he dicho es verdad y que no ha habido una omisión maliciosa en mi declaración (jurada patrimonial) de 2007". De esta forma, el mandatario busca que, en caso de que el juez Sebastián Casanello acepte la imputación, dependa de la acción declarativa que tramitará el Juzgado Civil.

Por último, Macri copió al ex mandatario de Chile, su amigo, el empresario Sebastián Piñera y anunció: "He decidido hacer un fideicomiso ciego y destinar a un conjunto de personas independientes que van a a disponer todos mis bienes y se van a encargar de administrarlo mientras dure mi mandato". En ese momento, como si estuviera en campaña, el Presidente habló mirando a las cámaras. En un lenguaje propio de spot publicitario sostuvo: "No quiero que exista ninguna duda en nuestra relación, que vos no dudes ni por un instante que yo estoy acá para intentar ayudarte".

Acto seguido, lanzó un dardo elíptico contra el kirchnerismo. "También lo hago para demostrar que no somos todos iguales", planteó justo en momentos en que el empresario K, Lázaro Báez, quedó detenido por evasión y lavado de dinero.

Con este discurso, Macri quiso dar vuelta la página a la polémica por las offshore. "Volveré a trabajar en mi obsesión de hoy y de estos meses que es bajar la inflación y generar empleo", dijo. Afuera de la Casa Rosada, algunos manifestantes del kirchenrismo encabezaban un cacerolazo contra su gestión.