Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Presidente pidió la liberación del carnicero que mató a un ladrón

Después de que vecinos reclamaran la liberación del comerciante que persiguió y atropelló a un delincuente, Macri dijo que no debe estar preso hasta ser juzgado

Vecinos de Zárate volvieron a marchar por la libertad del carnicero

Vecinos de Zárate volvieron a marchar por la libertad del carnicero

Después de las marchas de vecinos, hasta el presidente Mauricio Macri se involucró en el caso del carnicero que mató a un ladrón que alteró la opinión pública. Tras considerarlo un "ciudadano sano y querido" sostuvo que "si no hay riesgo"‘ de fuga "debería estar con su familia, tranquilo" hasta que la justicia resuelva el caso.

Más o menos en los mismos términos se había referido días atrás su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al caso del médico que mató al ladrón de su auto. Sin embargo, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, aclaró en un reportaje con FutuRock que "en ningún momento el Presidente avaló lo sucedido en Zárate. Se limitó a marcar la gravedad del asunto".

Mientras tanto, el comerciante, Daniel Oyarzún, protagonista de un nuevo hecho de inseguridad y protagonista del reabierto debate de justicia o defensa por mano propia (persiguió con su auto a los delincuentes y atropelló y mató a uno de ellos), sigue detenido en una comisaría de Garín. Su defensa pidió su excarcelación extraordinaria y la jueza de Garantías de Zárate Graciela Cioni resolvería hoy si lo mantiene arrestado o lo libera.

El pedido de excarcelación extraordinaria está regido por un criterio basado en varios puntos, como la ausencia de antecedentes del imputado y el hecho de que tiene familia, trabajo y no hay riesgo de fuga, por ejemplo
Ayer también habló sobre el caso el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien reclamó de los jueces "señales claras" a los delincuentes y advirtió que "la justicia por mano propia no ayuda sino que agrava y profundiza la situación".

También aparecieron las mujeres de los dos principales protagonistas de la historia. Astrid, ex mujer del muerto, dijo que su ex pareja no era ladrón y que los Oyarzún son una "familia de asesinos", mientras Noemí, la esposa del comerciante preso, pidió que lo liberen y reveló que su marido le contó que no recuerda gran parte de lo que sucedió

El intendente de Zárate, que recibió a los parientes de Oyar zún, consideró que el carnicero "tiene que estar libre". "Hay que estar en el lugar en el que uno no estuvo en un hecho de este tipo", advirtió el jefe comunal.