Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Presidente define si éste sábado se encuentra cara a cara con Maduro

El Presidente define si éste sábado se encuentra cara a cara con Maduro

El presidente Mauricio Macri canceló su viaje a Nueva York, este viernes, donde se iba a encontrar por tercera vez con su par de Estados Unidos, Barack Obama. En cambio, en el Gobierno creen que es "muy posible" que el líder de Cambiemos viaje el sábado a Ecuador, a la cumbre de Unasur.

"Nos están esperando y es muy posible que vayamos", indicaron desde la Casa Rosada, en alusión a la cumbre de este sábado en Quito. Allí, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez le entregará la presidencia temporal del organismo a su par de Venezuela, Nicolás Maduro.

Por primera vez, Macri podría estar cara a cara con el líder bolivariano. A diez días de asumir, en la cumbre del Mercosur, el líder de Cambiemos reclamó por los Derechos Humanos en el país caribeño y, tanto en su campaña como en entrevistas internacionales, se comprometió a levantar esa bandera. El encuentro entre Macri y Maduro sería la foto más esperada de la jornada y que le daría repercusión internacional al mandatario argentino, quien busca posicionarse como líder regional en plena crisis política de Brasil.

Pero un sector de los asesores del Presidente ponen en duda que viaje. "Sólo va a estar el presidente de Ecuador, Rafael Correa, Tabaré Vázquez y Maduro... Estamos viendo si pueden cambiar la fecha de la cumbre", comentaron. Sin embargo, por la tarde, el canciller ecuatoriano Guillaume Long confirmó que el sábado 27 se realizará el encuentro, pese a la consternación que vive el país tras un trágico terremoto que dejó más de 400 muertos. Ayer, el gobierno ecuatoriano agradeció a través de una carta a la gestión nacional que envió una misión de los Cascos Blancos a Quito.
En caso de participar, Macri quedará expuesto a una declaración de apoyo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien está a punto de enfrentar un juicio político en su país. Ese es un punto que propuso el mandatario de Bolivia, Evo Morales. En Casa Rosada, hasta ahora evitan un apoyo a la líder brasileña. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo ayer que "nuestra postura fue siempre la misma que es el respeto al proceso institucional de Brasil, y creemos que las instituciones están funcionando".

En el Gobierno debaten si debe viajar o no, puesto que no participará el presidente de Paraguay, Horacio Carles, ni de Colombia, Juan Manuel Santos, los dos mandatarios más cercanos ideológicamente al líder de Cambiemos. En cambio, la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, ya confirmó que participará de la cumbre de Unasur.