Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Papa envió un rosario a Milagro Sala e incomodó al Gobierno

Francisco hizo un guiño a la dirigente K, que hoy cumple un mes detenida en Jujuy, donde gobierna un aliado de Macri. La Vicepresidenta respondió

Michetti, la voz oficial del Gobierno para responder

Michetti, la voz oficial del Gobierno para responder

El Papa Francisco le envió un rosario bendecido a la líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala porque, según aseguraron en su entorno, está "preocupado" por la detención de la dirigente kirchnerista. El gesto sorprendió a la Casa Rosada, a 12 días de que Mauricio Macri visite en el Vaticano a Jorge Bergoglio, a tal punto que la vicepresidenta Gabriela Michetti sostuvo que la dirigente jujeña "está rodeada de sospechas".
Tras las críticas de Aministía Internacional por la detención de Sala, ahora el Gobierno sintió el impacto del gesto del Papa. Enrique Palmeyro, director de Scholas Occurrentes, la red global educativa impulsada por el Santo Padre, confirmó que Francisco le envió a través suyo un rosario a la dirigente jujeña. Antes de este gesto a la líder de Tupac Amaru, en el Gobierno estaban preocupados. "El Papa le va a pedir a Macri por la liberación de Sala, no vamos a poder evitarlo", comentó un asesor desde la Casa Rosada. "Está viajando en el peor momento. Le convendría no viajar ahora", planteó a El Cronista otro dirigente del PRO.
La vicepresidenta Gabriela Michetti, quien conoce al Papa desde que era arzobispo de la Ciudad, dio cuenta ayer del impacto. "Cuando uno sabe que (Sala) está rodeada de sospechas más complicadas, eso tiene una cuestión más controvertida", advirtió. "No es sólo una dirigente como puede ser Margarita Barrientos o como puede ser cualquiera de los otros dirigentes que están a cargo de trabajos muy duros, y de esos que hay que respetar y valorar muchísimo, y que no tienen sospecha de ninguna otra cosa", buscó contrastar.
Sala, quien goza de fueros como diputada del Parlasur (lo que también discutió l a oposición), se encuentra detenida desde el 16 de enero en San Salvador de Jujuy, tras ser imputada primero por la protesta que llevaba a cabo y luego por la presunta autoría de los delitos de asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión, en el marco de un histórico enfrentamiento con el actual gobernador radical y aliado de la Casa Rosada, Gerardo Morales. En todo este proceso, Macri respaldó al mandatario jujeño. Pero el conflicto crece a tal punto que mañana la Tupac Amaru cortará rutas en reclamo por la liberación de Sala.
Más allá del gesto a la dirigente jujeña, el Gobierno tomó nota de otro guiño papal. El ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, anticipó que publicará un libro sobre economía y que el prólogo estará a cargo de Francisco. El ex funcionario del kirchnersimo aseguró que tras su paso por Italia, donde fue agregado económico en la embajada argentina en Roma, estrechó lazos con el Sumo Pontífice.
En el Gobierno miraron con recelo a Francisco porque nunca llamó a Macri para felicitarlo cuando asumió. Pero se volvieron optimistas el 21 de diciembre, cuando el presidente llamó al Papa por su cumpleaños.