Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El PRO destrabó su designación y Echegaray asumió en la AGN

El Gobierno admitió que "no había ninguna condición objetiva" para seguir demorando el nombramiento. El ex titular de la AFIP asumió ayer, horas después de designado

El PRO destrabó su designación y Echegaray asumió en la AGN

Con poco menos de un mes de demora y al cabo de una serie de tiras y aflojes políticos, el ex director de la AFIP Ricardo Echegaray asumió ayer finalmente al frente de la Auditoría General de la Nación (AGN) luego de que la vicepresidenta Gabriela Michetti firmara su designación formal en el organismo de control.


La designación de Echegaray, propuesto por el Frente para la Victoria, requería de las firmas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, pero el oficialismo demoraba ese trámite producto de una fuerte puja política con el kirchnerismo, argumentando oficialmente que quería asegurarse que el ex director de la AFIP no tuviera causas abiertas en la Justicia.


El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, había firmado la resolución conjunta en diciembre y sólo faltaba la rúbrica de Michetti, quien finalmente lo hizo ayer luego de que Echegaray firmara una declaración jurada en la que asegura no encontrarse "inhibido, en estado de quiebra o concursado civilmente, ni poseer procesos judiciales pendientes" ni "condenado en sede penal", según consta en la resolución firmada por Michetti. Cerca de la vicepresidenta reconocieron que, al no estar Echegaray procesado en ninguna causa, no había argumentos para continuar demorando su designación, que era reclamada con insistencia por el FpV dado que, como principal partido de oposición, le asiste el derecho constitucional de ocupar ese cargo en reemplazo del radical Leandro Despouy.


"Se aprobó porque no había ninguna condición objetiva para no hacerlo", reconoció en ese sentido el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló que la habilitación para Echegaray "se discutió con los socios y con las otras fuerzas políticas". "Si hubiera condiciones objetivas para rechazarlo a él o a cualquier otro, se lo rechazaría. En este caso no había", ratificó el ministro en declaraciones a la prensa acreditada en Casa Rosada, acompañado por el presidente de la UCR, José Corral, y el jefe del bloque de senadores radicales, Ángel Rozas.


De todas formas, en la resolución de designación se mencionaron las impugnaciones presentadas por las diputadas Elisa Carrió (basada en la presunta vinculación del ex funcionario con la causa Ciccone) y Margarita Stolbizer, la senadora Magdalena Odarda (que lo acusó de una compra irregular de un inmueble de Montevideo) y el constitucionalista Ricardo Monner Sans.


La AGN había quedado acéfala tras la renuncia de Despouy, quien se desempeñaba como presidente del organismo de control desde el gobierno de Eduardo Duhalde y, tras la asunción de Mauricio Macri, debía dejar el lugar a un dirigente propuesto por la nueva oposición.


Ayer, tras el aval de Michetti, esa situación se resolvió finalmente. Con la firma de la vicepresidenta, Echegaray se presentó por la tarde ante Despouy y tomó posesión de la Presidencia de la AGN.