Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El PJ intentará condicionar desde el Congreso cualquier emisión de deuda nacional

Sorprendió anoche con un proyecto que buscará dictaminar hoy mismo en comisión. Apunta a modificar la Ley de Administración Financiera. Para el PRO, "no parece alocado"

El PJ intentará condicionar desde el Congreso cualquier emisión de deuda nacional

El peronismo sorprendió anoche en el Senado con la presentación de un proyecto de ley que buscará aprobar hoy mismo en comisión y que pretende condicionar cualquier futura emisión de deuda a nivel nacional. La iniciativa, firmada por el presidente del bloque de senadores del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), Miguel Pichetto; el referente del Peronismo Federal, Adolfo Rodríguez Saá; el salteño Rodolfo Urtubey; y el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, entre otros, propone modificar la Ley de Administración Financiera para que cualquier endeudamiento requiera aprobación legislativa. La intención de los senadores peronistas es aprobar este texto en el recinto junto con el acuerdo de pago a los fondos buitre, en una semana.

El proyecto modifica el artículo 60 de la Ley 24.156 y alcanza al "Poder Ejecutivo Nacional, las entidades de administración nacional centralizada y descentralizada, las empresas y sociedades del Estado y todo ente público o privado con participación estatal mayoritaria", los que –establece– "no podrán realizar operaciones de crédito público de ninguna naturaleza, ni reestructurar deuda pública" sin la venia del Congreso. Además, propone retocar el artículo 65 de la misma norma para que las mismas instancias administrativas tengan prohibida la prórroga de la jurisdicción soberana sin autorización legislativa.

Estas reglas, que probablemente no llegarán a ponerse en práctica antes del pago a los fondos buitre –que el Gobierno debería concretar antes del 14 de abril–, obligarán a la Casa Rosada a negociar con los legisladores y, puntualmente, con el peronismo, cada detalle de las emisiones de deuda que pretenda concretar y que, según analistas privados, alcanzarían los u$s 40.000 millones este año.

Sin embargo, para el macrismo la presentación del texto no fue sorpresiva ni augura conflictos, aseguran en el Congreso. Según fuentes del PRO, fue el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien se reunió varias veces con Pichetto antes de que el proyecto aparezca en la mesa de entradas de la Cámara alta. En paralelo, un encumbrado diputado del oficialismo en la Cámara baja consultado por El Cronista consideró que a priori el proyecto "no parece alocado" y "no cambia tanto las cosas" porque "en definitiva, en la Ley de Presupuesto siempre se vota el endeudamiento".

El proyecto, que reunía hasta anoche 16 firmas entre las que se contaban además de las mencionadas la del santafesino Omar Perotti, la tucumana Beatriz Mirkin, el tucumano José Alperovich y el entrerriano Pedro Guastavino, no afectará a las provincias, que tienen en el Senado uno de sus reservorios de poder más importantes, dado que pueden condicionar allí y gracias a sus representantes algunas de las iniciativas del gobierno nacional.

Así, las emisiones de deuda de las administraciones provinciales no están incluidas en el texto, aunque las provincias también tienen requisitos para endeudarse: deben conseguir autorización de la Casa Rosada. Lo que, en una simplificación arriesgada, permite avizorar negociaciones cruzadas si la iniciativa termina convirtiéndose en ley: los gobernadores tendrán incidencia en las autorizaciones de endeudamiento del gobierno nacional, que a su vez podrá habilitar o no la toma de deuda de las provincias.