Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Ministerio de Trabajo negó despidos en el sector privado formal

Pese a las denuncias de diversos sectores sindicales sobre la pérdida de más de 50.000 puestos laborales en el último trimestre, el Ministerio de Trabajo aseguró ayer que el empleo en el sector privado formal registró un leve crecimiento en febrero pasado y que el nivel de despidos se mantuvo en parámetros similares a los del mismo período de 2015. De acuerdo con los datos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que elabora la cartera laboral, el nivel de empleo privado registrado presentó en febrero una variación positiva del 0,5% en la comparación interanual, producto del incremento de contrataciones en empresas de los rubros de Servicio Comunales y Sociales (+3,6), Transporte, Almacenaje y Comunicaciones (+3,6%) y Servicios Financieros (+1,9%). En cambio, el relevamiento dio cuenta de una fuerte contracción del empleo en el sector de la Construcción, que alcanzó el 12% a nivel nacional (con un pico de caída del 15% en el Gran Buenos Aires), parámetro coincidente con los informes de la Cámara de la Construcción y la Uocra que relevaron alrededor de 54.000 despidos.
El Ministerio que conduce Jorge Triaca consideró que los datos de la EIL de febrero "indican que no ha habido un cambio significativo en la dotación de las empresas del sector privado" y apuntó que la tasa de despidos se ubicó en un 0,7%, valor que se encuentra en un parámetro similar al relevado durante el mismo mes de 2015, cuando alcanzó el 0,6%. La precisión de la cartera laboral buscó de esa manera desautorizar la creciente presión de las tres vertientes de la CGT para que el Congreso apruebe una ley de "emergencia ocupacional", que suspenda los despidos por un año y restablezca la doble indemnización para aquellas empresas que concreten cesantías sin causa.
Por otra parte, los resultados de la EIL destacaron que el 85,3% de las firmas consultadas para el informe manifestaron su intención de mantener estables sus dotaciones de personal; otro 9,6% indicó que proyecta nuevas contrataciones y un 5,1% prevé recortes en sus plantillas.