Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El “Miércoles Negro” contra los femicidios, en el interior y en el mundo  

Convocada por el colectivo #NiUnaMenos, la protesta para visibilizar el problema se hizo sentir de un extremo a otro del país, con marchas en las plazas y calles en las que cada población suele manifestar sus reclamos.

El “Miércoles Negro” contra los femicidios, en el interior y en el mundo  

El primer paro nacional de las mujeres contra la violencia de género realizado en el país movilizó a miles de mujeres también en el interior del país y en distintos países del mundo. La jornada se llevó adelante tras el brutal asesinato de la joven marplatense Lucía Pérez, con reclamos de ‘justicia‘ y ‘políticas de Estado‘ para frenar la violencia de género y los femicidios.

Convocada por el colectivo #NiUnaMenos, la protesta para visibilizar el problema se hizo sentir de un extremo a otro del país, con marchas en las plazas y calles en las que cada población suele manifestar sus reclamos.

En La Plata, una multitudinaria marcha desde la plaza Moreno hasta la plaza San Martín reunió estudiantes, empleados públicos, profesionales, docentes, trabajadores, militantes de organizaciones sociales, sindicales y políticas bajo la consigna que unificó la protesta en todo el país: ‘Basta de femicidios, Ni una Menos, Vivas nos queremos‘.

Antes de la manifestación, se realizó un ‘ruidazo‘ en el patio del rectorado de la Universidad Nacional de La Plata en el que mujeres y hombres vestidos de negro mostraron carteles de ‘NiUnaMenos‘ y otros que decían ‘Vivas las madres, las hijas, las tías, vivas las vecinas, vivas las comadres. Vivas‘.

La plaza 25 de Mayo, en Resistencia, fue escenario del multitudinario reclamo donde familiares y víctimas de violencia de género dieron testimonio de sus casos.

Cientos de misioneras se concentraron esta mañana en el Mástil de acceso a Posadas para marchar hacia la plaza 9 de Julio, donde a las 17 realizaron un acto.

En Corrientes, a pesar de la lluvia, familiares de víctimas, organizaciones sociales y mujeres se movilizaron a la plaza 25 de Mayo, donde pidieron que reglamenten y apliquen la ley provincial de emergencia por violencia de género.

La movilización en Bahía Blanca fue en el centro de la ciudad, con pancartas y fotografías de víctimas y una concentración frente al Palacio Municipal, en la que participaron también jóvenes y hombres y hubo bombos y redoblantes para acompañar la marcha por las calles aledañas al paseo público .

En Ushuaia, la ciudad más austral del país, hasta niños y ancianos participaron de la movilización contra la violencia de género y los femicidios, que partió desde dos puntos de la céntrica avenida San Martín para llegar a la Casa de Gobierno y luego al Superior Tribunal de Justicia, mientras que en Río Grande, en el norte provincial, la convocatoria se realizó en la plaza Almirante Brown.

La violencia contra la mujer ‘debe trabajarse desde la educación de nuestros hijos e hijas. Y tiene que haber algún cambio en las legislaciones que tenemos‘, dijo Alika Kinan, sobreviviente de la trata en la capital fueguina y referente de la lucha contra ese delito a nivel local, nacional e internacional.

En tanto, mujeres de los 16 departamentos catamarqueños pararon hoy entre las 10 y las 11 para sumarse a la convocatoria nacional y a la tarde se hubo movilizaciones, que en la capital provincial tuvieron como centro la plaza 25 de Mayo.

También el mundo

El paro general de mujeres también tuvo repercusión en otras latitudes del mundo. Mujeres uruguayas se sumaron al paro entre las 13 y las 14 y convocaron a concentrarse a las 18.00 en la plaza del Entrevero y marcharon hasta la plaza Libertad de Montevideo.

En México pararon desde de las 11 y hasta las 5 de la tarde. Hubo una concentración en la columna del Ángel de la Independencia –también llamada Victoria alada, luego avanzaron sobre Paseo de la Reforma hacia el Monumento a la Revolución. Posteriormente el contingente en protesta por la violencia de género llegó al Palacio de Bellas Artes. En marcha desde el Ángel de la Independencia, vestidas de negro bajo un intenso sol, no dejaron de exigir justicia y alto a los ataques machistas, describe el periódico de izquierda Prensa Obrera.

También se tenían programadas manifestaciones en el centro de la delegación Coyoacán. Otros grupos de mujeres en paro realizaron protestas en Naucalpan, en el estado de México, Tuxtla Gutiérrez y Chiapas.

En Bolivia convocaron a concentraciones en La Paz y Cochabamba a las 17. En Chile estaban convocadas manifestaciones en Santiago, San Felipe, Valparaíso, Coquimbo, La Serena, Valdivia, Iquique, Puerto Montt, y Melipilla, Temuco.

También se registraron manifestaciones en diversas embajadas argentinas en Europa.

A su vez, un grupo de mujeres guatemaltecas se sumó hoy con un plantón a una iniciativa global en contra de la violencia que les afecta y pidieron respeto a sus derechos y el fin de los femicidios.

La feminista Silvia Trujillo explicó que las protestas fueron convocadas en varios países de América Latina para exigir al Estado que ‘ponga a funcionar las instituciones para que protejan a las mujeres‘.

Aseguró que, según el Observatorio del Grupo de Mujeres, desde el 2000 han sido asesinadas casi 10.000 féminas en Guatemala y el 90 por ciento de esos crímenes se mantienen en la impunidad. A ello se suman más de 30.000 denuncias de violencia intrafamiliar cada año, dijo.

Chile también vivió hoy una jornada de movilización en contra de la violencia machista -en paralelo a las que se desarrollan en Argentina, México y otros países de América Latina- que tendrá su principal exponente en la multitudinaria movilización convocada para la tarde de este miércoles en Santiago y una veintena de ciudades más.

Al igual que sucedió en Argentina con el atroz asesinato de una joven de 16 años que fue drogada, torturada y violada colectivamente en la ciudad de Rosario, en Chile un asesinato ocurrido este fin de semana ha conmocionado a toda la opinión pública. El pasado domingo fue hallado en la localidad sureña de Coyhaique el cuerpo de una niña de diez años a quien su padrastro ahogó, quemó estando aún viva y enterró. El autor fue detenido por la policía y acabó confesando el crimen.

Otro episodio reciente da cuenta también de las humillaciones a que son sometidas las mujeres: una comunera mapuche condenada a cinco años de cárcel dio a luz en un hospital de la ciudad de Concepción estando engrillada y siendo vigilada por un guardia de prisiones.

Según un informe hecho público este miércoles por la Corporación Humanas, el 80 % de las mujeres considera que la violencia como expresión extrema del machismo ha aumentado en Chile.

‘El 88 % de las mujeres cree que el Estado no ha tomado medidas para evitar la muerte de las mujeres por razones de género. Aquí hay un debe, es muy alto el porcentaje de sensación de impunidad‘, declaró a radio Biobío la presidenta de esta organización, Carolina Carrera.