LA JUEZA STRACCIA SE LLEVÓ DOCUMENTOS Y COMPUTADORAS DEL BANCO

El HSBC fue allanado por segunda vez, ahora por las cuentas suizas

La jueza Straccia allanó la casa central del HSBC con 100 agentes. Ya lo había hecho en otra causa. El banco reiteró que el país es clave para su estrategia mundial de negocios

La Justicia allanó ayer la casa central del HSBC Argentina en el microcentro porteño, en un procedimiento vinculado con la denuncia de la AFIP por la existencia de más de 4.000 cuentas de ciudadanos y empresas locales, supuestamente sin declarar, en ese banco en Suiza.
La causa por evasión y lavado de dinero fue promovida a fines de noviembre. En esa ocasión, la AFIP denunció penalmente a directivos de la sucursal argentina del HSBC y a más de 4.000 argentinos por ocultar cuentas bancarias en el país europeo.
La AFIP calculó que mediante esas maniobras se evadieron al menos u$s 3.000 millones.
El de ayer fue el segundo allanamiento que recibe la sede porteña del HSBC, que ya fue allanada en agosto pasado por otra investigación de presunta evasión tributaria y lavado de dinero con facturas truchas.
Cerca de 100 agentes participaron del operativo que tuvo lugar en el edificio del HSBC en la Ciudad, ubicado en Florida y Diagonal Norte.
Según trascendió en fuentes judiciales, durante el procedimiento se incautó numerosa documentación y diversos elementos del sistema informático del banco.
El HSBC ratificó en un comunicado que seguirá colaborando con la Justicia y que aportó documentación a la causa, mientras que la AFIP no dio información amparándose en el secreto del sumario.
El banco extranjero afirmó que "en HSBC estamos comprometidos con la Argentina, uno de nuestros mercados prioritarios, y seguiremos contribuyendo al desarrollo económico del país", en un claro mensaje para llevar tranquilidad a sus 5.000 empleados y un millón de clientes sobre la visión estratégica de la entidad internacional acerca del carácter prioritario de esta plaza para sus negocios
Por pedido de la AFIP, la juez en lo Penal Económico, María Verónica Straccia, continuará con la investigación durante la feria judicial de enero.
El organismo que conduce Ricardo Echegaray denunció a 4.001 personas y empresas por presunta evasión fiscal de unos u$s 3.000 millones por ocultar dinero en cuentas bancarias en Suiza, y al banco HSBC por colaborar en esta supuesta maniobra en una "asociación ilícita" junto con otros consultores.
Cuando Echegaray formuló el anuncio de la denuncia penal, precisó la existencia de las cuentas bancarias y de una plataforma ilegal montada por tres entidades bancarias, con tres CUIT distintos: el HSBC Argentina, HSBC de Suiza y HSBC de Estados Unidos.
Echegaray recalcó que los
directivos de esas entidades "han intervenido de manera muy activa para ayudar a los contribuyentes argentinos a evadir sus obligaciones impositivas".
En el marco de la acción penal se pidió a la justicia local que solicite, vía exhorto, informes a Suiza, Panamá y Estados Unidos, ya que con otros países utilizados para los presuntos ilícitos, la Argentina tiene convenios de reciprocidad en materia de delitos fiscales.
El HSBC rechazó en noviembre su participación en asociación ilícita alguna, incluyendo cualquier organización que permita la exteriorización de capitales con la finalidad de evadir impuestos, y afirmó que la filial local "no posee cuenta en HSBC Suiza".
También el presidente de HSBC Argentina, Gabriel Martino, fue acusado ante la prensa de una supuesta cuenta en Suiza, y luego de que lo desmintiera, Echegaray precisó que se trataba de una cuenta cerrada en 2005. Pero el ejecutivo volvió a aclarar que se trató de fondos declarados, de los que la AFIP tiene constancia.
Varios contribuyentes incluidos en el listado de cuentas que sustrajo del banco Hervé Falciani, ex ejecutivo del HSBC Suiza, aclararon que se trataba de fondos declarados, aunque la AFIP puso en duda la exactitud de algunas de estas desmentidas.