Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno y CGT retoman diálogo con el desafío del empleo y las paritarias

Hubo nuevos contactos apenas terminó la huelga. Buscan acuerdos en sectores más golpeados por el estancamiento económico. Y acelerar los convenios salariales

El Gobierno y CGT retoman diálogo con el desafío del empleo y las paritarias

Mientras en el discurso público el propio presidente Mauricio Macri ratificó ayer la ofensiva de endurecimiento hacia la CGT, en reserva –y apenas horas después de transcurrido el paro general– el Gobierno retomó los contactos con dirigentes de la primera línea sindical en la apuesta de ir avanzando en acuerdos sectoriales y medidas que permitan recomponer el empleo y el poder adquisitivo de los salarios, justamente los dos reclamos centrales de la huelga del último jueves.

La estrategia oficial coincide, además, con la principal definición que asumieron los líderes cegetistas tras el paro: intentar "apaciguar los ánimos", insistir con la defensa pública de las razones que motivaron el paro y utilizar las negociaciones con el Ejecutivo para tratar de resolver las dificultades que atraviesan los gremios más golpeados por el estancamiento de la economía y el aumento de las importaciones. "Tenemos que pelear por los que tienen problemas, sobre todo de pérdida de puestos de trabajo para aliviar un poco la situación", advirtió a este diario un referente de la cúpula de la central obrera. Y definió: "Hay que bajar un cambio y no generalizar el conflicto".

Los próximos pasos en la relación con la administración macrista serán el eje de la reunión que la mesa chica de la CGT mantendrá esta semana para evaluar los efectos del paro y la reactivación de los contactos informales con algunos funcionarios.

En esa línea, ya el viernes pasado horas después de la huelga el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, apuró conversaciones con referentes sindicales para consensuar medidas tendientes a favorecer el blanqueo laboral de forma de apuntalar la creación de empleo.


Además, Triaca pretende replicar con otros sectores críticos, como la UOM, los convenios sellados la semana pasada para garantizar los puestos de trabajo en la industria textil y del calzado.

A su vez, el Ministerio de Transporte, que encabeza Guillermo Dietrich, retomó los contactos con Juan Carlos Schmid, uno de los triunviros cegetistas, para acordar un plan conjunto sobre el futuro proyecto para la Isla Demarchi, tras el rechazo de los gremios portuarios a la intención oficial de privatizar esos terrenos.

Por otra parte, la apuesta oficial contempla apurar para los próximos días el cierre de una serie de paritarias en sectores económicos clave. En el listado figuran, entre otros, gremios como la Uocra, UPCN y Obras Sanitarias que ya iniciaron negociaciones informales con la perspectiva de cerrar incrementos en torno al 22% o 23%, por encima del tope de 18% que pretendía inicialmente la Casa Rosada.

"De a poco se va a ir estableciendo una pauta que va a estar mucho más cerca del 25% que del 18%, lo que dejará en claro que ese techo era realmente inviable", afirmó otro dirigente de la conducción de la central obrera.