Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno tomó distancia de los dichos de Gómez Centurión sobre la dictadura militar

Luego de que pusiera en duda el número de desaparecidos y negara "un plan sistemático" debió pedir disculpas. El Ejecutivo se desligó de lo que consideró "una opinión personal"

El Gobierno tomó distancia de los dichos de Gómez Centurión sobre la dictadura militar

Los polémicos dichos del domingo por la noche de Juan José Gómez Centurión respecto a la última dictadura militar rebotaron fuerte ayer, al punto de que el Gobierno salió a desligarse del titular de la Aduana, la oposición pidió que sea despedido de su cargo y el propio funcionario debió pedir disculpas a través de un comunicado. "No consistió en un plan sistemático para hacer desaparecer personas sino que fue un torpísimo golpe de Estado", dijo Gómez Centurión en una entrevista en América TV, en la que también relativizó el número de desaparecidos, al advertir que "no es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras".

Si bien el presidente Mauricio Macri no se expresó al respecto, la secretaría de Derechos Humano repudió los dichos de Gómez Centurión ayer por la mañana. Pese a que no lo mencionó en ningún momento, el comunicado detalló que "en virtud de algunas declaraciones sobre lo sucedido durante la última dictadura militar, se aclara que esas opiniones son a título personal, no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del gobierno". Y se distanció aún más del funcionario al expresar que, tal como quedó demostrado por la acción de la Conadep, los juicios a las juntas y los juicios posteriores que aún se siguen desplegando, el terrorismo de Estado instalado desde las cúpulas militares se sostuvo en un plan sistemático de desaparición de personas". Gómez Centurión, en cambio, había dicho que no fue "sistemático", ya que se trató de un "torpísimo golpe de Estado".

Además del repudio de la cartera que encabeza Claudio Avruj, desde el Ministerio de Justicia también hubo un fuerte rechazo a las declaraciones de Gómez Centurión. El ministro Germán Garavano sostuvo: "Todos pueden tener su opinión, pero ya hay pronunciamientos judiciales sobre el tema". En declaraciones a radio La Red, el ministro señaló: "Este gobierno con errores y aciertos está tratando de marcar que, por un lado, este es un tema que es política de Estado, que los argentinos tenemos que tener conciencia de que nunca más tiene que haber dictadura y el horror que vivimos por parte del Estado".

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley aclaró que la de Gómez Centurión "no es la posición del Gobierno", mientras que el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, opinó que hablar de desaparecidos "no es una cuestión de números, que haya un desaparecido es un problema gravísimo". Ese contexto motivó que Gómez Centurión tuviera que salir a ofrecer "disculpas frente a declaraciones vertidas" y aclaró que esas fueron "opiniones de carácter absolutamente personal", aunque nunca se retractó sobre lo dicho.

La vicepresidenta Gabriela Michetti se refirió al tema por la noche. "No creo que el Presidente le pida la renuncia al funcionario de la Aduana por una opinión personal, siendo además por la confianza que le dio tras ratificarlo en su cargo", declaró Michetti.

Gómez Centurión, combatiente en la Guerra de Malvinas y parte del alzamiento carapintada de 1987 contra el Gobierno de Raúl Alfonsín, vuelve a quedar así expuesto ante una situación de conflicto por segunda vez desde que asumió como jefe de la Aduana hace casi 14 meses. En agosto del año pasado había sido desplazado temporalmente del cargo cuando fue acusado de pedir coimas.