Martes  09 de Julio de 2019

"El Gobierno tiene un programa coyuntural para domar el dólar, pero no tiene un plan económico"

El titular de la central fabril no teme a la competencia que significa el reciente acuerdo alcanzado con la Unión Europea pero reclama estabilizar la macroeconomía y un programa para impulsar la producción

"El Gobierno tiene un programa coyuntural para domar el dólar, pero no tiene un plan económico"

Son días agitados para los empresarios argentinos. El inesperado tratado de libre comercio firmado entre el Mercosur y la Unión Europea generó entusiasmo pero a la vez planteó importantes desafíos de cara al futuro. Esto en un contexto en el que el inicio de la campaña electoral deja expuestas las debilidades de la economía argentina.

La agenda pendiente incluye lograr la estabilidad macroeconómica y del tipo de cambio, bajar la inflación, reducir la presión tributaria sobre los sectores de la producción, y abaratar el costo del financiamiento. En suma, se trata de mejorar las condiciones de competitividad de la producción nacional.

De visita en la redacción de El Cronista, Miguel Acevedo, titular de la Unión industrial Argentina (UIA), aseguró que "la Argentina no creció en los últimos diez años". El líder empresario sostuvo además que "este gobierno no tiene un programa económico" y reclamó priorizar el orden de las variables macro. En los próximos días la cúpula de la UIA comenzará a reunirse con los candidatos presidenciales, a los que expondrá su visión de la economía, al tiempo que pedirá precisiones sobre la hoja de ruta que transitará el próximo gobierno.

¿Cuál es el principal desafío que plantea a los sectores industriales el acuerdo UE-Mercosur?

La industria no está en contra del acuerdo con la Unión Europea, al contrario, nos parece que puede ser beneficioso, pero hay que ver sector por sector. Ahora, lo que tenemos que hacer es un trabajo muy exhaustivo de ordenar la macroeconomía porque tenemos menos de diez años para poder tener variables similares a la Unión Europea. De otro modo, no hay forma de poder tener productividad y venderle a alguien con estas tasas de interés o la tasa de inflación.

En ese contexto, el ministro Sica anticipó que llegó el momento de las reformas pendientes. ¿Qué posición tiene la UIA respecto de las reformas tributaria y laboral?

Hace un año y medio se aprobó una reforma tributaria, que no digo que se suspendió pero sí que se ha ralentizado. Ahí hay parte del trabajo que se tiene que hacer. Las demás reformas, laboral y previsional, tendrán que venir también. Un acuerdo con la Unión Europea va a significar que, si la macroeconomía se ordena, claramente vamos a tener más trabajo, con empleo de mejor calidad.

Pero esto no sólo por el acuerdo con la UE sino también por la digitalización que se está produciendo en la economía y la industria. Tenemos una ley laboral del siglo pasado cuando hoy hay oficinas digitales, se puede hacer home working, empresas y empleados deberían tener la posibilidad de trabajo part-time, etc.

Pero en la sociedad hay temor a una reforma laboral que podría impactar en el mercado de trabajo.

Hay ejemplos como Corea o Japón, países en los que hay una mayor robotización, y no por eso tienen menos trabajo, al contrario. Eso también significa mayor productividad y es algo que no se puede parar. En la industria alimenticia, la automotriz o incluso la textil la digitalización de procesos, ya es una realidad. Hoy por ejemplo, la paletización en muchas empresas se hace con robots, es todo digitalizado. Se logra mucho más productividad y la gente está trabajando en cosas que no sean repetitivas, las que pueda hacer una máquina sin equivocación. Lo importante es que la robotización también necesita servicios, programadores, etc.

A principios de año la industria esperaba que la economía de Brasil traccionara, pero eso no ocurrió. ¿Cuál es hoy la expectativa respecto de la demanda brasileña?

El año pasado pensábamos que Brasil iba a traccionar más el mercado argentino y eso no se dio. Todavía no vemos creciendo al mercado brasileño. Eso es malo para Argentina, porque en general cuando Brasil o Argentina estaban en recesión, el otro país estaba mejor, entonces, en cierta manera, se complementaban. En este momento no se está dando eso y se siente en la recesión que está teniendo el país.

Ya comenzó formalmente la campaña electoral. ¿Cuál es la principal demanda de los industriales a los candidatos a presidente?

Este gobierno nunca tuvo un programa económico y el anterior tampoco. El gobierno tiene un plan coyuntural de tratar de domar la inflación, que hoy es domar el dólar nada más, es tener un dólar quieto hasta las elecciones, pero no tiene un plan económico. Eso le hace mucho daño a todo el aparato productivo, no hablo solamente de la industria. Pienso en la industria pero creo que el comercio también la está pasando mal y algunos sectores del agro también.

No estamos pensando en un plan económico. Me había entusiasmado meses atrás con la propuesta de hacer un acuerdo político. Una vez que la política tenga un acuerdo, con las pautas que quieran pero que esté claro para dónde, sea para la derecha, la izquierda o donde sea, todo lo demás se va a alinear, tanto el sindicalismo como el sector empresarial para invertir.

No creo que las empresas no tengan interés en invertir. La mayoría de las empresas locales siguen invirtiendo, pero hoy no hay un ambiente para hacer inversiones a largo plazo. No se pueden hacer inversiones con 800 o 1000 puntos de riesgo país. En la reunión con el Presidente en Olivos las pymes decían "vamos a tener de nuevo los créditos a largo plazo financiado por la UE" y yo les dije, los vas a tener pero si hay 800 puntos de riesgo país, te lo van a cobrar de alguna manera, o en la maquinaria o en un seguro de cambio.

¿La macro es hoy un lastre para el crecimiento de la economía?

Se puede hacer cualquier acuerdo pero sin una macro ordenada el acuerdo no se podrá cumplir, y seguiremos teniendo los mismos problemas de siempre.

A fin de año la UIA le presentó al Gobierno un documento pidiendo medidas concretas en varias áreas. ¿En qué quedó eso?

Hasta el viernes pasado (28 de junio) no pensábamos que tendríamos un acuerdo, no dábamos mucho crédito para que se cerrara el acuerdo Mercosur-UE, que nos tomó de sorpresa. Hasta ese momento teníamos planteados un documento de 35 puntos más otros 10 puntos para impulsar la economía a nivel federal, con propuestas a implementar en las diversas regiones.

Como ejes centrales está la energía, es decir cómo va a ser la matriz energética de la Argentina; la cuestión impositiva, en especial tasas municipales e impuestos provinciales como Ingresos Brutos; el financiamiento, transporte y logística, entre otras cuestiones. Con el acuerdo firmado, ahora vamos a tener que ajustar un poco las propuestas pero seguimos con la misma tesitura. Con estas demandas vamos a recibir a los candidatos y hablar con ellos sobre estos temas.

¿Hay consenso en el sector privado sobre las reglas de juego a plantearle a la política?

Creo que el que tiene que poner los ejes de lo que se tiene que mover en la Argentina es la política, no creo en un ministro de Economía que tenga que ser empresario. Pero también me gustaría que esa política no tenga preconceptos. Muchas veces me he encontrado, yendo al interior o con algunos sectores que no conocía y tenía el preconcepto de que era prebendario y me encontré que nada que ver.

¿Qué siente cuando la que dice que los empresarios son prebendarios es la política y no la gente?

En cierta manera, la política se lleva por las encuestas. En 2008 con un gobierno fuerte se puso un impuesto al campo (Resolución 125), se lo siguió hasta las últimas consecuencias y la gente percibió que ese campo no era como se lo quería hacer ver, como los hacendados y terratenientes. La gente de los pueblos apoyó la posición de las entidades del campo, éste es un ejemplo de cómo una sociedad puede llevar a tener que cambiar una política o un tributo mal puesto.

Hoy el empresario no es el culpable de la inflación, es el que está subiendo el precio pero sufre la inflación igual que el asalariado, porque cuando tiene que reponer la materia prima, no llega. No estamos viendo cuál es el origen de la inflación.

Esto no es una defensa corporativa, pero es así. El empresario tampoco es el culpable de la devaluación. Las devaluaciones que hubo no fueron beneficiosas para los empresarios. Fíjese que una vez que se aumenta el tipo de cambio, inmediatamente ponen retenciones pensando que esto es una ganancia extraordinaria, pero no es así. Es una variable que estuvo retrasada y termina moviéndose. Se ponen retenciones y después el tipo de cambio se retrasa y las retenciones permanecen. Ésa es la trampa que tuvimos en Argentina de no discutir realmente los problemas que tenemos.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,750062,2500
DÓLAR BLUE1,428670,000071,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,3213-80,1678
EURO-0,354066,081166,3439
REAL1,125514,430214,4841
BITCOIN1,07927.467,84007.470,1800
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000043,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,702754,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,654955,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000045,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,9629173,00171,35
CUPÓN PBI EN PESOS-1,92312,042,08
DISC USD NY0,649477,5077,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL3,157035.443,0500
BOVESPA0,4800110.622,2700
DOW JONES1,220027.677,7900
S&P 500 INDEX0,91363.117,4300
NASDAQ1,00008.570,7010
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,5372326,6516324,9063
TRIGO CHICAGO-0,5639194,3742195,4765
MAIZ CHICAGO0,2736144,2856143,8919
SOJA ROSARIO-0,1988251,0000251,5000
PETROLEO BRENT1,514464,350063,3900
PETROLEO WTI1,215159,140058,4300
ORO-1,23231.458,70001.476,9000