Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno tiene que afrontar un agujero fiscal de u$s 36.800 millones este año

Parte será financiado con lo extra que se recaudó en el exterior. Emitirán bonos por u$s 3000 millones en la plaza local y lanzarán letras en dólares, entre otras fuentes de fondeo

Sin demasiadas sorpresas, el Gobierno presentó ayer el programa financiero para el año. La administración de Mauricio Macri deberá afrontar abultados pagos por unos u$s 36.746 millones, entre el déficit primario y vencimientos de deuda; nada menos que el 7,2% del Producto Bruto Interno (PBI).

Para ello, el equipo económico conducido por el ministro Alfonso Prat-Gay está apurando mecanismos que le permitan recaudar los fondos necesarios. El grueso será financiado por emisión de bonos, tanto en los mercados de capitales interno como externo (con parte de lo recaudado por los títulos que ya se colocaron para pagarle a los holdouts), y por transferencias con el Banco Central (BCRA) a través de adelantos transitorios y utilidades. Pero también utilizarán otras ventanas de financiamiento, a través de ANSeS y otros entes públicos y de préstamos con organismos internacionales y bilaterales.

Así lo detallaron ayer el viceministro de Economía, Pedro Lacoste y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, en diálogo con periodistas en el Palacio de Hacienda, quienes anticiparon además que hay otras alternativas bajo estudio. Los funcionarios sólo adelantaron una de ellas, que estaría próxima a acordarse. Se trata de una colocación de letras del Tesoro en dólares destinada a pequeños ahorristas que tienen sus divisas en cajas de seguridad o bajo el colchón. Precisamente hoy se llevará a cabo una reunión con un grupo de bancos para detallar la estructuración de estos títulos, que requerirá de una posterior reglamentación del BCRA.

Según Caputo es una herramienta que permitirá "un financiamiento barato y una suba en las reservas del Central". Es que en Hacienda pretenden captar hasta u$s 5000 millones a una tasa del 4% anual con letras que vayan de 6 meses a 1 año de plazo. "Nos pidieron que desarrollemos este mercado. Una muestra es que en apenas dos meses un solo banco captó u$s 1000 millones por pagar una tasa de 3% por sus depósitos en dólares". Por su parte, Lacoste resaltó: "es una obsesión de este equipo buscar muchos caminos; de tener planes a, b,c y no ir de un extremo a otro como ha sucedido".

Según precisaron, para cubrir sus necesidades además tienen previsto el ingreso de u$s 10.847 millones del BCRA (equivalente a $ 160.000 millones); u$s 7200 del mercado externo captados a través de la reciente emisión de u$s 16.500 millones, de los que u$s 9000 millones se usaron para el acuerdo con holdouts; u$s 8000 millones del mercado interno (unos u$s 5000 millones corresponderán a refinanciamiento de deuda ya emitida y otros u$s 3000 millones a emisión nueva de bonos); u$s 2700 millones provendrán del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS en entes públicos; y unos 3000 millones de créditos con organismos internacionales y bilaterales.

Los mandatarios desestimaron de cuajo un próximo blanqueo de capitales, tomar créditos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y emitir más deuda en el exterior por lo menos este año. Lacoste también señaló que el programa está en línea con el presupuesto previsto para el 2016 y que fue aprobado por la gestión anterior.
El Gobierno tiene la meta de bajar el déficit primario hasta 4,8%, desde el 5,4% de 2015.

"Ya lo bajamos en el primer trimestre a un 0,8% comparado con el 1% de igual período del año pasado. Estamos bien encaminados", señaló con optimismo Lacoste. Sin embargo, el agujero sigue siendo colosal: el rojo es de u$s 24.283 millones, a los que se suman u$s 12.463 millones de vencimientos de capital e intereses de títulos y préstamos con organismos. La meta oficial es ambiciosa: pretenden achi carlo a un 3,3% en 2017 y que sea 0 en 2019.