Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno sólo lleva ejecutado el 20% de los fondos destinados a viviendas

Hoy maneja el área Rogelio Frigerio. Admiten que el ritmo es bajo por las irregularidades y la deuda existente. Provincias demoran certificados de obra

El Gobierno sólo lleva ejecutado el 20% de los fondos destinados a viviendas

La reactivación de los planes de vivienda está tardando en llegar, a pesar de ser uno de los sectores que más empleo de la construcción genera. De acuerdo con los números que manejan en el Gobierno, en el primer semestre sólo se ejecutó el 38% del presupuesto estimado para los primeros seis meses, que equivale al 20% del total del año.

De los $ 22.109 millones previstos para 2016, a junio sólo se giraron $ 4245 millones.
Se trata de una cifra muy baja, más aún si se considera que muchas obras llevan casi un año paralizadas y los despidos en el sector alcanzan los 70.000.

En el Gobierno justifican esta baja ejecución del gasto por la necesidad de reordenar, durante los tres primeros meses, el desorden que había dejado la administración anterior. Además, desde el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas, a cargo de Rogelio Frigerio, reconocieron que los gobernadores demoran la entrega de documentación que respalda parte de la deuda saldada y las rendiciones de los anticipos de obra girados durante la gestión anterior. Este fue uno de los grandes problemas de la administración pasada. Según un informe de esa cartera, sólo unos $ 5000 millones de los recursos que manejó en 2015 la Secretaría de Vivienda se destinaron a construir casas.

"Los restantes se habrían aplicado a un gran número de obras que nada tienen que ver con la construcción de viviendas", dice el paper. La planilla de ejecución del presupuesto, que los coordinadores económicos del Gabinete le muestran cada semana al presidente Mauricio Macri, refleja que en enero y febrero no hubo giros; en marzo, $ 486 millones; en abril, $ 1012 millones; mayo, $ 1711 millones; y junio, $ 1036 millones. En total, suman en el semestre giros por $ 4295 millones, que equivalen al 38% de los $ 11.000 millones previstos para el período enero-junio. Para todo 2016, el presupuesto en vivienda alcanza los $ 22.109 millones, por lo que restan ejecutar $ 18.900 millones para el segundo semestre.

Los otros dos rubros que generan importante empleo en obra pública son vialidad y agua y saneamiento, que tienen una ejecución del gasto mayor. En el primer caso, de los $ 39.257 millones previstos para el año, se giraron $ 12.648 millones, equivalentes a un 65% de los
$ 19.628 millones estimados para la primera parte del año. Mientras que en agua y saneamiento, se ejecutaron $ 5085 millones a junio, que es exactamente el 50% de los $ 10.147 millones previstos para el año. Pese a algunos rubros que mantienen un buen nivel de gasto, la planilla que evalúa todos los gastos de capital para 2016 muestra un alto grado de subejecución importante. De los $ 179.927 millones presupuestados para el año, sólo se ejecutó el 25%, es decir, casi $ 45.000 millones.

En materia de vivienda, fuentes de la cartera de Frigerio admitieron que la ejecución del gasto es baja porque "los tres primeros meses del año estuvieron desti-nados a consolidar la deuda y reordenar todos los convenios firmados por la ges tión anterior" y que "recién ahora se están firmando convenios nuevos con provincias y municipios". La deuda saldada en esta materia asciende a unos $ 7000 millones, que se pagaron en parte con fondos del Presupuesto 2015 y parte con las partidas de este año. Además, las provincias demoran comprobantes de avance de obras, que impiden continuar con los proyectos. Las fuentes consultadas aseguraron que los fondos de 2016 se utilizarán, en gran parte, para reactivar las 25.000 viviendas paralizadas de la gestión anterior y que las obras nuevas se comenzarán a fin de año –con los anticipos del 25%– y continuarán en 2017. Gran parte de las viviendas frenadas se ubican en la provincia de Buenos Aires.

Desde el Gobierno buscan modificar el actual esquema de reparto de fondos para viviendas. Actualmente, la Nación transfiere el dinero directamente a los Institutos provinciales de Vivienda o municipales, pero hay escaso control de si el dinero se utiliza para el fin deseado o para gasto corriente. Es por ello que desde el área de Frigerio avanzan en un mecanismo, mediante un fideicomiso, que garantice una mayor trazabilidad del dinero.

Según el informe de la cartera de Interior, Vivienda y Obras Públicas, unos 924 proyectos que involucran aportes por $ 2292,13 millones habían recibido un primer desembolso hacía más de doce meses y desde entonces nunca se presentaron los avances de obra. Además, revela que 1371 obras, que incluyen aporte de la Nación por $ 3906,17 millones fueron abonadas al 100% del convenio. Sin embargo, su avance físico actual no supera el 80%.
El documento también revela que el 60% de las viviendas adjudicadas en el país no están regularizadas en términos de dominio.