Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno sobrecumplió la meta fiscal: el rojo del trimestre fue de 0,4% del PBI

El objetivo era lograr un déficit primario de 0,6%. Los ingresos crecieron más del 40% y los gastos, 35%. Influyó el blanqueo, pero también hubo freno en gastos

El Gobierno sobrecumplió la meta fiscal: el rojo del trimestre fue de 0,4% del PBI

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciará hoy que se sobrecumplió la meta fiscal fijada para el primer trimestre. Con la obsesión puesta en reducir el excesivo gasto público que tiene la Argentina, aunque de manera gradual, el Gobierno se había autoimpuesto un objetivo de alcanzar un déficit de 0,6% del PBI durante los primeros tres meses. Con bombos y platillos, el funcionario destacará un número mejor, que según adelantaron fuentes oficiales, habría rondado el 0,4%, es decir, unos $ 39.000 millones.

La conferencia de prensa será en el Palacio de Hacienda a las 10:30. Dujovne explicará que los ingresos en el trimestre crecieron más del 40% y los gastos, al 35%. Ayudaron, claro, los fondos que ingresaron al fisco producto del blanqueo, que treparon a $ 36.713 millones entre enero y marzo. Lo mismo había pasado el año pasado, que el sinceramiento fiscal fue clave para que pudiera sobrecumplirse la meta de 2016. De 4,8% del PBI, finalmente el déficit fue del 4,6% del producto.

Con respecto al gasto del primer trimestre de este año, fuentes oficiales precisaron que si bien hubo un crecimiento alto en materia de prestaciones por jubilaciones y programas sociales, que crecieron más de 40%; y los destinados a la obra pública (gastos de capital) aumentaron más de 35%, otros gastos crecieron por debajo de la inflación (entre 22% y 24%). Los subsidios, en tanto, también mostraron una reducción en el ritmo de crecimiento.

Con este número, el equipo económico se concentrará ahora en continuar trabajando para cumplir el resto de las metas trimestrales. Para el período abril-junio, el objetivo es alcanzar un déficit primario del 2% del PBI, que subiría al 3% en el tercer trimestre, para cerrar el año en 4,2%.

Pese a tratarse de un año electoral, en el que la tentación a gastar más está siempre latente, el Gobierno confía en que cumplirá la meta sin problemas. Frente a las críticas de quiénes los corren por derecha y exigen una mayor velocidad en la reducción del rojo fiscal, la administración de Macri optó por el gradualismo con el fin de evitar un mayor ajuste económico. De esta manera, las metas de déficit serán de 3,2% del PBI para 2018; y de 2,2% para el 2019.

Apoyo provincial

Desde el Gobierno también apuestan a que las provincias contribuyan en la tarea de bajar el gasto, de modo de que no tengan que depender de los fondos que les gira discrecionalmente la Nación, así como tampoco del endeudamiento externo.

A su vez, si logran reducir sus erogaciones, lentamente podría comenzar a bajar la carga tributaria, había señalado Dujovne a fines de marzo, cuando firmó, junto con sus pares de economía y finanzas de 21 provincias, un acuerdo por el cual se comprometieron a cumplir metas de gastos primarios por debajo de la inflación hasta 2019. Además, los mandatarios decidieron comenzar a redactar una nueva ley de Responsabilidad Fiscal para debatir en el Congreso nacional en 2018.

Con respecto a la reforma tributaria que tiene pensado encarar el Gobierno para enviar el año próximo al Congreso, fuentes oficiales afirmaron que como el objetivo es ir reduciendo el déficit fiscal en el tiempo, una reducción de impuestos debe tener, como contraparte, el aumento de la recaudación vía otro gravamen. Es decir, que el efecto sea neto. Como ejemplo, un funcionario citó la baja en las retenciones agrícolas, que se compensó con mayor recaudación de ganancias por la mayor actividad del campo.

El equipo económico tiene en claro que el impuesto al cheque, por ejemplo, hay que tender a eliminarlo, pero "podría ser reemplazado por otro tributo", dijo el funcionario.

Actualmente, el gasto público total, si se suma el de las provincias y municipios, alcanza al 45% del PBI, cuando debería ser –estiman en el Gobierno– diez puntos porcentuales menos. En el equipo de Dujovne consideran que ese objetivo es alcanzable en un lapso de ocho años, con un país que crezca al 3,5% promedio por año.

Para este año, la expectativa oficial es alcanzar un crecimiento de 3%, algo más bajo del proyectado en el Presupuesto. Con respecto a la inflación, creen que será 20% punta a punta, también algo desfasada de la meta del 17%.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Eduardo Hartinger
Eduardo Hartinger 27/04/2017 08:42:53

Bien el gobierno ahí, pregunto ¿los que dicen que en lugar de 4,2% de déficit para este año que promete el gobierno el déficit va a ser de 6% en qué se basan?

Justicialismo Y Pobreza
Justicialismo Y Pobreza 27/04/2017 08:58:54

En que el gasto se empieza a acelerar con el correr del año. Bien por el gobierno, pero que no relaje las amarras porque se le puede escapar la bestia.