Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno sigue atento la puja en la CGT y espera una cúpula colegiada en la central

El 22 de agosto de definirá la conducción de la nueva central unificada. El moyanismo postula a Schmid y la central de Caló a Héctor Daer. Barrionuevo y Viviani pulsean por hacerse un lugar propio en la futura jefatura sindical

por  ELIZABETH PEGER

Subeditora de Política y Opinión
0

El Confederal sindical puso en marcha el proceso forma para la reunificación de las tres CGT

El Confederal sindical puso en marcha el proceso forma para la reunificación de las tres CGT

Los principales sectores sindicales ingresarán desde esta semana en un raid de negociaciones para alumbrar un consenso respecto al formato que tendrá la responsabilidad de conducir la CGT unificada a partir del próximo 22 de agosto. Desde el Gobierno observan con atención el desarrollo de esas conversaciones, con la presunción de que las circunstancias que rodean el actual escenario sindical impondrán un esquema de cúpula colegiada al frente de la central gremial.

La opinión de la administración de Mauricio Macri, deslizada por diversos funcionarios, se sustenta en que la falta de un liderazgo sindical único aceptado por todos los espacios en que se distribuye el poder cegetista dificulta la conformación de una jefatura unipersonal. "No hay una figura que conforme a todos", analizó un vocero oficial. Sin embargo, en el macrismo se preocupan por aclarar que ese análisis de ninguna manera implica un posicionamiento oficial en favor de una conducción sindical colegiada.

"El Gobierno no tiene nada que decir sobre la CGT. La conducción la vamos a definir los gremios". Es la respuesta casi calcada que repiten desde las diferentes agrupaciones que conviven dentro de la esfera cegetista. Tras los renunciamientos de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, jefes de las vertientes Azopardo, oficial y Azul y Blanca de la central, la disputa está planteada entre la alternativa de consolidar una cúpula unipersonal o un cuerpo colegiado de conducción.

El formato definitivo depende el reparto de poder interno y de las posibles alianzas que se tejan en las semanas que restan para el decisivo congreso sindical del 22 de agosto en Obras Sanitarias.
En ese objetivo Moyano ofreció algunas definiciones el último jueves. Resolvió, por una parte, poner fin a la ofensiva lanzada por algunos gremios de su central para postular a su hijo Pablo para la conducción cegetista y, a la par, ordenó a toda su tropa encolumnarse con la postulación del dirigente Juan Carlos Schmid (dragado).

"Agradezco los apoyos a Pablo, pero mi hijo no está para encabezarla", dijo tajante el líder camionero, en un gesto que fortaleció las aspiraciones de Schmid, quien ya logró sumar el respaldo de los poderosos gremios del transporte, como colectiveros de la UTA, maquinistas de La Fraternidad y Aeronavegantes, que integran la CATT.

El diputado del Frente Renovador y dirigente de Sanidad, Héctor Daer, es el principal contendiente de Schmid y el gremialista al que en muchos sectores postulan para ocupar el máximo sillón sindical si se resuelve conformar una conducción unipersonal. Daer concentra el apoyo de todos los grupos que conviven dentro de la CGT oficial de Caló: la UOM, los "independientes" (UPCN, Uocra y Obras Sanitarias) y los "gordos" (Comercio y Sanidad).

Luis Barrionuevo es el gran promotor de un esquema colegiado de conducción. Alienta el armado de un triunvirato que, además de los nombres de Daer y Schmid, incluiría un representante de su CGT Azul y Blanca. En esa apuesta su candidato será el dirigente de estaciones de servicio, Carlos Acuña.

Recientemente sumado a las conversaciones por la unidad, el Movimiento de Acción Sindical (MASA), el entramado de gremios que lidera Omar Viviani, también aspira a hacerse un lugar si se avanza en estructurar una jefatura compartida. En ese caso, apuntan el nombre de Sergio Sasia, el titular de la Unión Ferroviaria, para integrar un cuarteto de conducción jun to a los referentes de los otros tres espacios.