Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ganancias: el Gobierno se juega a fondo para sellar hoy un acuerdo con la CGT

Habrá dos reuniones con la conducción sindical. Mañana será el turno de gobernadores y legisladores. Hay consenso por el mínimo no imponible y dudas por las excepciones

Ganancias: el Gobierno se juega a fondo para sellar hoy un acuerdo con la CGT

El Gobierno jugará a fondo hoy en el objetivo de sellar un entendimiento con la conducción de la CGT sobre los cambios al impuesto a las Ganancias.

Después de haber acortado en parte las diferencias durante la reunión del viernes y las negociaciones que se sucedieron todo el fin de semana, y con la presión del paro parcial que cumplirán los poderosos gremios del transporte en las primeras horas de la mañana, funcionarios del Ejecutivo prevén mantener hoy dos nuevos encuentros con la cúpula sindical, en lo que interpretan como un diálogo clave para lograr un acuerdo que luego sea refrendado por gobernadores y legisladores de la oposición. Las gestiones no serán un simple trámite: más allá de algunos acercamientos, todavía persisten divergencias importantes sobre aspectos centrales de la reformulación del polémico impuesto.

"Hay una gran predisposición de todas las partes para llegar a un acuerdo", celebró ayer el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, uno de los funcionarios del Gobierno que, junto al coordinador de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llevan adelante las conversaciones con los gremios. Desde la CGT también destacaron la "voluntad" de diálogo de la gestión macrista, pero admitieron que aún "hay temas que están lejos de resolverse", según transmitió uno de los dirigentes que participa de las negociaciones. "Es una discusión compleja también para los gremios, porque unos se enfocan en la suba del mínimo y otros privilegian el tema de las escalas o la eximición de los adicionales", explicó otro gremialista.

Bajo el desafío de articular un proyecto intermedio respecto a la posición inicial del Gobierno y la propuesta opositora votada en Diputados, las conversaciones avanzaron en un primer acercamiento respecto del mínimo no imponible, que podría ubicarse entre $ 36.000 y $ 38.000, confiaron voceros de la negociación.

En cambio, está más trabada la discusión respecto del reclamo de los gremios del transporte para que sean exceptuados del tributo los viáticos, las horas extra y los feriados trabajados. Sobre esa cuestión, desde el Ejecutivo se planteó la alternativa de eximición con tope, una idea que es resistida por los sindicatos.

Otro de los puntos polémicos se vincula con la definición de la progresidad de las escalas del tributo y las posibles fuentes de financiamiento. Los funcionarios rechazaron en forma terminante la idea de la oposición de restablecer las retenciones a las mineras, mientras siguen en análisis la aplicación de nuevos gravámenes al juego y la eliminación de la excepción impositiva de bebidas como el champagne.

Esos ejes acapararán hoy los dos encuentros con la conducción cegetista. Con la expectativa de poder avanzar en un paper consensuado, el Ejecutivo pasó para mañana la reunión con los jefes de los bloques legislativos de la oposición, quienes ya anticiparon que la opinión sindical será determinante para la posición que asuman luego en el Congreso.

Si hay acuerdo con la CGT, el proyecto podría tratarse en el Senado el miércoles y un día después ser sancionado por la Cámara de Diputados. Si fracasa la negociación con los gremios, la bancada de senadores del PJ-FPV, que encabeza Miguel Pichetto, ya confirmó que aprobará la iniciativa opositora que tiene media sanción de la Cámara baja. Sergio Massa, el líder del Frente Renovador, también aguarda la opinión de los gremios para definir sus pasos.

Además para mañana fueron convocados los gobernadores, con quienes el Ejecutivo debe afinar los números del costo fiscales de la reforma en Ganancias.