El Gobierno reducirá a la mitad los ATP a empresas que hayan reanudado la actividad

Cafiero confirmó que la cobertura del 50% del salario, hasta los $ 33.750, solo se mantendrá para sectores en estado crítico. En el AMBA y otras regiones con circulación comunitaria del virus habrá un tope de $ 16.875, y en el resto del país, de $ 8437.

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, dio más detalles sobre la ayuda que el Estado ofrecerá a empresas con dificultades para abonar los sueldos de junio, por depositarse a sus empleados en los primeros días de julio.

En su primera exposición ante el Senado de la Nación, el ministro coordinador detalló que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) solo cubrirá el 50% del salario neto de los trabajadores en relación de dependencia de sectores críticos, es decir, que no obtuvieron permiso de reapertura o bien están gravemente afectadas por la pandemia de coronavirus

De este modo, el salario complementario -con tope de dos Salarios Mínimos, Vitales y Móviles (SMVM) o $ 33.750- solo llegará como en su versión originaria a empresas turísticas; bares, restaurantes, confiterías y otras empresas gastronómicas; cines, teatros, espectáculos y afines.

Según los datos provisorios del Ministerio de Desarrollo Productivo incluidos en el Informe 125 del Jefe de Gabinete al Senado, en su primera etapa, el salario complementario benefició a más de 20.000 empresas de los sectores de hotelería, gastronomía, artes y recreación, y asistió a unos 255.655 empleados, para los cuales destinó $ 4546 millones.

 

Un salario mínimo en el AMBA

Cafiero precisó que, por fuera de los sectores críticos, el beneficio del salario complementario se reducirá a empresas de menos de 800 trabajadores y tendrá una cobertura menor según la zonas geográfica donde se encuentran.

"Vamos a a ir a un sistema donde haremos un aporte de un Salario Mínimo, Vital y Móvil para empresas del resto de los sectores donde hay aislamiento social", detalló el funcionario. Esto reducirá el aporte estatal a $ 16.875, que para salarios mayores a los $ 60.000 implicará una reducción del subsidio a la mitad de lo que fue el mes anterior.

En las zonas donde rige el distanciamiento social, preventivo y obligatorio (Dispo), Cafiero precisó que la asistencia a empresas de sectores no críticos será del 50% de un SMVM, es decir, baja a $ 8437,50.

Como en las etapas anteriores, las compañías solicitantes del salario complementario deberán demostrar ante la AFIP una "sustancial caída de la facturación", que el gabinete económico definió como un incremento interanual de la facturación del 5% nominal, lo que implica una caída real del 25% o mayor.

Teniendo en cuenta la inflación acumulada, este criterio también recortará el universo de beneficiarios, ya que en su primera etapa, el ATP ayudaba a empresas que había tenido una caída real del 30%.

Tags relacionados

Más de Economía y Política