Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno recortó casi 5% su estimación de producción de soja

Las inundaciones complican el tramo final de la siembra de soja

Las inundaciones complican el tramo final de la siembra de soja

A ocho días del final de la ventana ideal para la implantación de soja y cuando un millón de hectáreas, ya sembradas o por sembrar, están afectadas por las inundaciones en la zona núcleo o la extrema sequía en el sur bonaerense, el Ministerio de Agroindustria recortó casi 5% su estimación para la producción de soja.

La cartera que dirige Ricardo Buryaile evaluó que la cosecha sojera, que entrará en el circuito comercial desde fines de marzo, dejará una producción de 56 millones de toneladas, contra los 58,8 millones producidos el año pasado.

Los problemas climáticos en Argentina fueron fundamentales en estos días para que el valor internacional de la soja se mantuviera en torno a u$s 370 la tonelada. Para hoy está prevista la difusión del informe mensual de oferta y demanda de granos y oleaginosas del Departamento de Agricultura estadounidense (Usda), el último de la gestión de Barack Obama. El mercado espera una reducción cercana al 5% en su previsión para la producción sojera argentina, aunque compensada por una fuerte expansión en la producción de la oleaginosa en Brasil.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) mantuvo sin cambios su previsión de área sembrada con soja, en 19,6 millones de hectáreas, aunque alertó que el tramo final de la siembra de la oleaginosa "esta lleno de incertidumbre".

"Aún restan por sembrar un millón de hectáreas en condiciones adversas por el clima, lo que representa 5% de la intención total de siembra", expuso un reporte de la entidad rosarina. En ese sentido, remarcó que la falta de lluvias en el sur bonaerense lleva 3 meses, lo que "no solo afecta a la superficie que falta por sembrar, sino también amenaza la continuidad del cultivos en los cuadros que se implantaron".

Sobre la zona del norte bonaerense, Santa Fe, y en menor medida Córdoba, Entre Ríos, Chaco y Santiago del Estero), la BCR indicó que "la implantación está muy retrasada" por las intensas lluvias de las últimas tres semanas. Y remarcó que "en la franja central de la región pampeana, la caída de rindes que conlleva sembrar de acá en más vuelve casi inviables las siembras que restan".

Por su parte, los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) afirmaron que en dos zonas (sudoeste de Córdoba y noroeste bonaerense; y sur y centro-este de Santa Fe y oeste de Entre Ríos) llovieron más de 300 milímetros en la última semana, mientras en el sur bonaerense tiene un déficit de precipitaciones de la misma magnitud.

CREA sostuvo que los productores tienen intención de resembrar lo que se perdió, que fue calculado en promedio de 20% para el centro santafesino y del 30% para el sur cordobés.