Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno recordó a Nisman y ahora espera un giro en la causa

Con la excusa de su viaje a Davos, Macri prefirió no ir por temor a un fallo inminente de la jueza Palmaghini. El domingo había recibido en su quinta a las hijas del fiscal

Michetti, Larreta, Bullrich y Alonso, en el homenaje que reunió a miles de personas

Michetti, Larreta, Bullrich y Alonso, en el homenaje que reunió a miles de personas

El acto en memoria a Alberto Nisman, a un año de su muerte, combinó ayer gritos que clamaron por justicia con aplausos a los funcionarios del Gobierno que se acercaron a Plaza Alemania, como la vicepresidenta Gabriela Michetti y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. El homenaje al fiscal de la causa AMIA convocó a más de mil personas a una cuadra de la casa del presidente Mauricio Macri, quien faltó con aviso. En el Gobierno quisieron alejarlo del acto porque creen que la jueza que investiga la muerte de Nisman, Fabiana Palmaghini, fallará en breve. "No podemos exponerlo a que se interprete como una presión del Ejecutivo a la justicia", explicó una de las más altas figuras del Gobierno.

En la Casa Rosada creen que la jueza decidiría en breve que la investigación de la muerte de Nisman pase a la Justicia Federal. De esta manera apartaría a la fiscal Viviana Fein y recaería la investigación en su par Gerardo Pollicita, el letrado que tuvo en sus manos la denuncia del ex titular de la UFI AMIA contra la presidenta Cristina Fernández.

Este giro en la investigación es lo que reclama la querella, encabezada por la jueza Sandra Arroyo Salgado, madre de Iara y Kala Nisman. Justamente, a las hijas del fiscal recibió Macri el domingo, en su quinta de "Los Abrojos", donde prometió justicia. Esa escena fue la que buscó el Gobierno. "Una foto neutra políticamente", explicaron.

La otra novedad que aguardan es que se reactive la denuncia del fiscal fallecido contra la entonces presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento a Irán. "Macri ordenó desclasificar la información vinculada a Nisman. Con información nueva, pueden reactivar la denuncia", advirtió otro funcionario.

El acto que organizó el presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, se desarrolló en Plaza Alemania, donde la mayoría de los participantes clamaron por "Justicia". En el público muchos encendieron una vela en homenaje a Nisman, tal como pedía la convocatoria, mientras que otros lanzaron críticas a la ex Presidenta, a la que varios le gritaron "asesina".

El oficialismo envío a varios dirigentes como los diputados Waldo Wolff y Daniel Lipovetzky, así como a los ministros Pablo Avelluto y Sergio Bergman. Los manifestantes recibieron con aplausos al radical Julio Cobos quien llegó junto al presidente provisional del senado Federico Pinedo. Pero estallaron en cánticos como "Si se puede" (propios de la campaña del PRO) cuando entró Gabriela Michetti a un costado del monumento y frente al escenario. Junto a ella, se ubicaron la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ambas ligadas al fiscal.

Las hijas del fiscal no fueron pero enviaron una carta que dio inicio al acto. Su tía Marcela Arroyo leyó el mensaje, mientras sus manos y su voz temblaban por la emoción, a metros de Sara Garfunkel, la madre de Nisman. Después de los discursos del periodista Joaquín Morales Solá, quien aseguró que fue un "asesinato", y del fiscal Ricardo Sáenz, habló Cohen quien reclamó que "su muerte constituye un nuevo atentado que conspira con la posibilidad de que se avance con la justicia".