Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno reclama a la Corte que fije posición sobre los aumentos de tarifas

El ministro de Justicia consideró que "sería bueno" que el máximo tribunal empiece a "generar certidumbre" sobre la polémica. Recordó que el Estado presentó un per saltum

El Gobierno reclama a la Corte que fije posición sobre los aumentos de tarifas

Mientras los amparos en contra de los últimos incrementos de tarifas tanto de luz como de gas se multiplican en la Justicia, el Gobierno reclamó a la Corte Suprema que fije, cuanto antes, una posición al respecto. El ministro de Justicia, Germán Garavano, advirtió ayer que "sería bueno" que el máximo tribunal "resuelva el tema" sobre la validez de los aumentos "para empezar a generar certidumbre", al tiempo que recordó que el Estado presentó semanas atrás un recurso de per saltum. "El recurso está presentado. Como Gobierno tomamos la misma posición que frente a todos los casos, que es no interferir, no criticar ni presionar. Pero sí sería bueno que la Corte resuelva el tema, al menos que decida si admite o no el per saltum solicitado", consideró.


El lunes, la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba suspendió el aumento del precio del gas en toda la provincia por tres meses y revocó el fallo adverso que había resuelto el juez federal Ricardo Bustos Fierro, por lo que ordenó que los precios vuelvan a los niveles del 31 de marzo, mientras que la Justicia Civil y Comercial aplicó una medida similar en el partido bonaerense de San Martín para el servicio eléctrico.


El Gobierno de Chubut, por su parte, realizó ayer una nueva presentación ante la Justicia Federal ampliando la demanda de inconstitucionalidad por la tarifa del gas y solicitando dejar sin efecto los topes de aumentos de hasta el 400% para usuarios residenciales y de hasta un 500% para comercios e industrias. También pidió que se instruya la acción penal contra funcionarios del gobierno nacional, Enargas y Camuzzi "por el delito de desobediencia al incumplir las cautelares vigentes".


En línea con las declaraciones de Garavano, el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, Abel Sánchez Torres, coincidió en afirmar que la Corte deberá decidir la aplicación o la revocación de las subas en los servicios de luz y gas. Sánchez Torres argumentó la decisión del tribunal que preside en que el gas es "un servicio público esencial" y que preocupaba "que hubiera cortes por no pago porque había situaciones muy complicadas". "La Corte Suprema, al haberse pronunciado la Cámara Federal de Córdoba, tiene otra vía más para decidir abocarse al estudio de la causa. Antes se habían presentado dos per saltum. Ahora tiene una vía más natural, se abre más la posibilidad de una solución", señaló.


Garavano admitió, no obstante, que es fuerte el impacto de los incrementos en las tarifas, e incluso reconoció que sintió "lo mismo que la gente" cuando recibió la factura de gas: "pagaba mil y pico de pesos y me llegó la boleta de más de $ 5000 en dos cuotas". Sin embargo, explicó que esas decisiones judiciales generan "una situación bastante irregular sobre quién paga, quién no paga", a la vez que aseguró que los fallos "tienen una deficiencia técnica, más allá de que hay jueces que las estén otorgando".


Por otra parte, no todos los jueces coinciden en dar lugar a los reclamos en contra de los aumentos. Ayer, la Justicia rosarina rechazó una medida cautelar interpuesta por usuarios y comerciantes locales contra dos incrementos de la tarifa eléctrica impuestos por la Empresa Provincial de la Energía (EPE). El juez en lo Civil y Comercial Néstor García fundamentó su resolución en que la suspensión del nuevo cuadro tarifario –solicitada por los demandantes– conllevaría mayores prejuicios para la compañía que su aplicación para los usuarios del servicio.