Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno promete respetar la independencia de los poderes

A la búsqueda de seducir a los inversores extranjeros con una economía más estable, le suma la decisión de mostrar un marco institucional diferente al del kirchnerismo

Gabriela Michetti; Ricardo Lorenzetti; Emilio Monzó y Federico Sturzenegger, en panel sobre Estado de Derecho

Gabriela Michetti; Ricardo Lorenzetti; Emilio Monzó y Federico Sturzenegger, en panel sobre Estado de Derecho

Mostrar a la Argentina como un país transparente, con calidad institucional incuestionable, donde se cumplan las reglas de juego y se respete la seguridad jurídica y la independencia de los poderes del Estado fue el desafío que encaró el Gobierno ayer para seguir intentando seducir a los inversores internacionales. El escenario fue la segunda jornada del Foro de Inversión y Negocios que se lleva a cabo hasta hoy en el centro cultural CCK. Para mostrar en cierta forma a los inversores extranjeros que lo que se declama también se lleva a la práctica, el principal panel de la mañana reunió a la vicepresidenta Gabriela Michetti; al titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger; al presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, y al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. También estuvo presente Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América latina y el Caribe.

El foco estuvo puesto en que los 2600 participantes del evento, entre argentinos y extranjeros, percibieran un cambio en el trato que se le da a los poderes judicial, legislativo y ejecutivo, así como a la independencia del Central como garante del valor de la moneda sin que haya intervención del Estado. La mirada oficial estuvo a cargo de Gabriela Michetti, quien aseguró que el Gobierno va a defender la independencia de las instituciones y la división de los poderes "contra viento y marea". Y puso como ejemplo la venta de las acciones de Shell por parte del ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien tomó la decisión por recomendación de la Oficina Anticorrupción. "Desde el Presidente para abajo, todos los funcionarios nos manejamos con la ejemplaridad de defender a diario el estado de derecho y de la seguridad jurídica", agregó a la vez que aseguró que el Gobierno "está convencido de seguridad jurídica y estado de derecho son las formas de resolver los conflictos, el comportamiento del país ante los inversores".

A los inversores y empresarios extranjeros que colmaron el salón principal del CCK, la Vicepresidenta les aseguró que "la seguridad jurídica es el elemento económico y comercial trascendental para lograr crecimiento sostenido en el tiempo, con previsibilidad y reglas de juego estables".

Moderado por Alberto Ruiz-Gallardón, ex ministro de Justicia de España, el panel también contó con la presencia del titular de la Corte Suprema. Para Lorenzetti, la mayor demostración de independencia del Poder Judicial fue su propia presencia en el foro. "Mi participación en este panel junto a miembros de los otros poderes es un fuerte simbolismo sobre el respeto a la independencia que hay hoy", señaló. A modo de reflexión personal dijo que Argentina está acostumbrada a los éxitos individuales y a los fracasos colectivos. "Y esto pasa porque no hay incentivos para que los triunfos personales sean una suma colectiva que beneficie al país, lo cual se logra con respeto a los poderes".

También sostuvo que el trabajo de la Corte durante los últimos 10 años fue el de "tener un organismo independiente". Agregó que por primera vez en la historia del país la Corte tiene cinco miembros designados por tres presidentes distintos, "con puntos de vista diferentes, con pluralidad de opiniones, pero con el esfuerzo puesto en la previsibilidad y en la defensa de la seguridad jurídica". Agregó que el Poder Judicial, a pesar de recibir muchas causas que involucran al Estado, no tiene injerencia en la gobernabilidad. "Los jueces no están para gobernar sino para controlar la legalidad, poner límites, defender los derechos constitucionales", advirtió.

A modo de mensaje a los inversores sobre la previsibilidad a largo plazo señaló que el Código Civil y Comercial establece que los derechos contractuales tienen rango constitucional. Es decir que la Justicia pone límites al avance de un gobierno sobre los acuerdos privados.

A su turno, el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, trató de dejarle a los empresarios un mensaje de cara a las preocupaciones sobre el comportamiento del Congreso frente a la necesidad de contar con leyes que perduren mas allá de los gobiernos o que le den a una gestión la previsibilidad necesaria como para atraer capitales del exterior. "Sabemos vivir en democracia pero no en república porque en los años anteriores el Estado fue cooptado por un partido político, empezó a trabajar en beneficio de ese partido",acusó Emilio Monzó haciendo referencia a la intervención del kirchnerismo sobre todos los poderes del Estado.

Por eso les aclaró a los hombres de negocios que "la elección de diciembre marcó un cambio porque terminó con la generación política que quería quedarse con la imagen del país anterior". Aseguró que la gente "no votó al heredero de la vieja Argentina sino al conquistador de la nueva Argentina, que quiere un país íntegro, honesto, previsible y con reglas de juego estables". Elogió a referentes de la oposición como Sergio Massa y Axel Kiciloff al sostener que "hay un cambio de conciencia en la dirigencia que apuesta a defender la gobernabilidad y la previsibilidad de largo plazo".

En cuanto al rol del Banco Central, su titular dijo que hoy la entidad es un verdadero garante de sistema monetario. "Su independencia es fundamental para el marco estable", dijo Sturzenegger. "El Central debe preservar el valor de la moneda y la baja de la inflación se consolida precisamente porque cumple ese precepto al ser ordenado y prolijo", explicó. Y dijo que los resultados de esta política están a la vista, con una inflación que baja desde abril a agosto, pasando del 6% al 1% el mes pasado. Se mostró partidario de enviar al Congreso una ley que garantice la independencia del Central "luego de que podamos mostrarle a la sociedad que se puede tener una inflación baja a partir de construir credibilidad".