U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El Gobierno promete que será menor a 30% el próximo aumento del gas

En la audiencia, las distribuidoras presentaron sus propuestas de alza tras negociación con petroleras. Bajan 22% en dólares el valor de gas mayorista

El Gobierno promete que será menor a 30% el próximo aumento del gas

Las empresas distribuidoras de gas presentaron ayer los cuadros tarifarios que regirían a partir de octubre, en caso de que lo aprueben antes de fin de mes las autoridades del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) y de la -nueva- Secretaría de Energía. En concreto, Metrogas, Naturgy (ex Gas Natural BAN), Camuzzi y Litoral Gas pidieron ajustes que significarían un aumento de alrededor de 30% en la factura final a los usuarios.

Para acotar los incrementos a solamente 30%, el Gobierno impulsó una notable baja en los precios al que las petroleras venden el gas que producen en relación al sendero que habían acordado con el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren. Del original previsto en u$s 5,26 por millón de BTU como promedio ponderado para todas las categorías se pasaría a uno de u$s 4,10, una reducción de un 22% en dólares.

En el Centro Metropolitano de Diseño, ubicado en el barrio porteño de Barracas, los representantes de las distribuidoras expusieron durante poco más de dos horas los resultados de las renegociaciones de contratos de abastecimiento con las productoras de gas luego de la devaluación que se aceleró a fines de abril.

En noviembre pasado ambas partes habían pactado un tipo de cambio promedio para el presente período abril-septiembre de $ 20,345 por dólar, por lo que la caída del peso argentino derivó en multimillonarias deudas, que hasta la semana pasada -antes de una nueva corrida cambiaria- se calculaban en unos $ 10.000 millones. El Enargas tuvo que convocar a renegociar contratos en función de buscar "el mínimo costo compatible con la seguridad de abastecimiento", que sería ese de u$s 4,10 por millón de BTU.

Sin embargo, los valores mayoristas del fluido son objeto de una severa discusión con las petroleras. Fuentes del sector indicaron que las productoras de gas están furiosas con la propuesta de Integración Energética Argentina (Ieasa, ex Enarsa), que implica un tipo de cambio fijo de $ 31,47 por dólar entre octubre y marzo de 2019. "Convalidar eso es saber que entrás a la cancha perdiendo", graficaron. Ante eso, las petroleras buscan que el tipo de cambio se rija con el promedio del Rofex para el período, que hasta la semana pasada era de $ 34,62. Ayer, el promedio quedó en $ 46,11 por dólar, por la devaluación y la suba de las tasas de interés.

Los ingresos de las distribuidoras se ajustarían en un 28,82%, para trasladar la inflación mayorista registrada entre marzo y agosto (que el Indec publica el 19 de septiembre y las empresas estimaron en un 3,5%). Fuentes oficiales comentaron a que podría suceder que, al igual que a las distribuidoras eléctricas en la discusión del mes pasado, el Gobierno les pida postergar para más adelante la mitad de ese ajuste, como señal de esfuerzo.

Las distribuidoras únicamente obtienen ganancias por la tarifa del Valor Agregado a la Distribución (VAD), que pagan sus clientes. El VAD también remunera al segmento de transporte, que representa una pequeña parte de la boleta final.

La presentación de Metrogas, por caso, especificó que para el 79% de los clientes (categorías R1 a R2.3), el aumento de todos los componentes sumaría $ 180 por mes ($ 6 por día) a su factura, mientras que en las categoría más alta (R3.4, 5% de usuarios) sería de $ 750 por mes ($ 25 por día). Camuzzi, por su lado, insistió con aplanar las facturas para que se pague igual en verano y en invierno.

Ayer por la tarde, desde la cartera de Energía aseguraron que la suba de tarifas de gas no superará el 30%.