Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno mostró una baja de 24% en el déficit fiscal del primer bimestre

En enero la Tesorería había pisado buena parte del gasto. Pero en febrero más del 80% de las erogaciones fueron motivadas por mayores pagos de jubilaciones y salarios de estatales

Después de haber conseguido en enero un déficit fiscal de apenas $ 2200 millones, gracias a la fuerte contracción del gasto con la que arrancó la gestión de Mauricio Macri, en febrero se logró mantener la tendencia decreciente pero con un funcionamiento del sector público más normal. Por eso el rojo financiero del mes saltó a $ 20.536 millones, lo que permitió de todos modos alcanzar en el primer bimestre una reducción de 24% frente a los números de 2015.

Con la difusión de los datos de enero, el Ministerio de Hacienda presentó una nueva forma de contabilizar el resultado fiscal. A diferencia de la regla vigente durante el kirchnerismo, se dejó de sumar como ingresos corrientes los aportes del Banco Central y de la ANSeS. Eso se tradujo en un resultado primario menos artificial, ya que solo quedó sostenido con la recaudación que aporta la AFIP.

En los primeros dos meses de 2016, con este nuevo criterio, el Tesoro anotó un déficit presupuestario primario de $ 17.925 millones, lo que representa una mejora interanual de $ 3.508 millones. En términos porcentuales, implica una caída de 16,4% respecto a los $ 21.433 millones registrados en el mismo período del año anterior. Este resultado se produjo por un aumento de los ingresos primarios de $ 47.885 millones (27,8% más), mientras que el gasto primario observó una suba de $ 44.377 millones (22,9% anual).

El déficit fiscal global acumulado (que incorpora como ingreso las rentas financieras que generan el Banco Central con sus ganancias y el superávit del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS y como egresos los pagos por intereses de la deuda) en dos meses fue de $ 22.733 millones, frente a $ 29.856 millones generados en 2015, lo que representa una mejora interanual de $ 7121 millones (24%).
En el análisis específico de febrero, las cuentas consolidadas del Sector Público Nacional no Financiero (SPNnF) registraron un déficit primario sin rentas de la propiedad de $17.377 millones. Después del pago de intereses, la cifra ascendió a $ 20.536 millones.

En el segundo mes del año los ingresos primarios se incrementaron en $ 20.357 millones (25,6% anual), mientras que el gasto primario lo hizo en $ 22.071 millones (23,2%). Los factores que explican los mayores ingresos fueron las subas en aportes y contribuciones a la seguridad social y por la mayor recaudación de IVA y Ganancias.

En relación al gasto primario, el Ministerio de Hacienda informó que algo más del 83% de su variación se produjo por las mayores erogaciones en solo dos conceptos: prestaciones de la seguridad social (por el ajuste bianual aplicado en los haberes por ley de movilidad y por el incremento de beneficiarios debido a la moratoria previsional) y remuneraciones, en gran medida por los incrementos salariales otorgados en todo el ámbito del sector público nacional.
Otro de los factores que está retrasando la evolución del gasto es la reorganización ministerial, que se irá normalizando con el correr de los meses.