Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno minimizó el nuevo freno a los limones argentinos en EE.UU.

El ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, le restó importancia a la decisión. Sólo se trata, aseguró, de un “stay de 60 días”.

El Gobierno minimizó el nuevo freno a los limones argentinos en EE.UU.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Buryaile, no mostró preocupación ante la suspensión, por parte del Gobierno de Donald Trump, de la autorización para que Estados Unidos importe limones de Argentina. El funcionario resaltó que solo se trata de un “stay por 60 días", y dio por hecho de que "después van a poder ingresar”. 

“La resolución que tomó el gobierno de Estados Unidos no solo fue con Argentina, sino también con el resto de los mercados con los cuales ese país tiene relaciones”, argumentó esta mañana el ministro en diálogo con radio Mitre, pese a que la decisión del Departamento de Agricultura (USDA) hace referencia sólo a la autorización para la importación de limones argentinos.

“Obama ya había tomado esta determinación. Es normal, cuando asume un gobierno nuevo, que se tome tiempo para pensar en las decisiones que se toman. Nosotros también lo hicimos”, apuntó el funcionario.

Según el ministro, la administración de Trump solo está postergando la entrada en vigencia del acuerdo del ingreso de limones. “Tengo confianza en que lo que va a pasar es que se va a postergar por 60 días el ingreso, pero que después tanto los limones como la carne van a ingresar”, dijo confiado Buryaile.

En tanto, anticipó que como Gobierno van a seguir los canales diplomáticos y a trabajar en todas las áreas y en conjunto con el embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau, para seguir de cerca el tema. 

“Esto se puede demorar", terminó por reconocer, aunque insistió: "Tengo confianza de que lo que va a pasar es postergar 60 días el ingreso y que después tanto los limones como la carne (argentina) van a poder ingresar” a Estados Unidos.