Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno logró un acuerdo con los empresarios para evitar despidos que le da aire a la gestión

Los empresarios se comprometieron a no realizar despidos hasta marzo de 2017. Con la firma del acta, el Gobierno cuenta con cierta tranquilidad de cara a fin de año

Referentes del Gobierno, la CGT y el G6 hicieron la segunda mesa del diálogo

Referentes del Gobierno, la CGT y el G6 hicieron la segunda mesa del diálogo

La segunda reunión del diálogo tripartito entre sindicatos (CGT), empresarios (G6) y el Gobierno realizada ayer por la mañana en la Casa Rosada concluyó con la firma de un acta acuerdo que, entre varios puntos, contempla un compromiso de los hombres de negocios a evitar "despidos incausados" hasta marzo de 2017.

También resolvieron la realización de diversas mesas sectoriales y temáticas para debatir cada tema en profundidad. Pero el diálogo fue interrumpido por momentos de fuerte tensión generados a raíz de las declaraciones del presidente Mauricio Macri sobre la "necesidad de discutir los convenios laborales para generar empleo".

El jefe de Estado planteó días atrás que los gremios deben renovarse y tener "la capacidad de poder pensarse". "Tal vez hay que pensar si los mismos dirigentes que han conducido gremios en los últimos 20 ó 30 años se están dando cuenta de esa necesidad", lanzó el Presidente, quien también enfatizó: "Estamos en el siglo XXI. No podemos seguir aplicando convenios del siglo XX".

Frente a estos dichos, el titular del gremio La Fraternidad, Omar Maturano, esperó a que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el vicejefe Mario Quintana, realizaran sus respectivas introducciones en torno al diálogo para tomar la palabra y fustigar las declaraciones de Macri. El sindicalista planteó que "tampoco se puede volver a los convenios del siglo XIX, donde se explotaba a los obreros". En ese marco de fuerte molestia, el sindicalista anunció medidas de protesta de todo el sector de transporte para la semana próxima. En diálogo con El Cronista, Maturano insistió en que "no se puede opinar así sobre los convenios porque son discusiones entre los trabajadores y los empresarios".

Siguió con este tono el gremialista de la UOM, Francisco Gutiérrez, quien dijo claramente que "las declaraciones de Macri son una provocación" y que la semana próxima habrá una movilización a Plaza de Mayo por unos 900 despidos en fábricas de Tierra del Fuego.

Tras estas intervenciones, el resto de los integrantes de la CGT intentaron calmar los ánimos. El referente de Sanidad, Héctor Daer, planteó la importancia de aclarar los dichos del Presidente sobre los convenios, pero buscó apaciguar el clima. Lo mismo hizo Juan Carlos Schmid, otro de los secretarios generales de la CGT.

En lo que parecía iba a ser uno de los ejes de fuerte discusión, como es la cuestión del compromiso anti-despidos, fue consensuado con bastante agilidad.

El Gobierno llegó con un borrador del texto que fue en parte modificado durante el curso del encuentro y finalmente "los presentes concuerdan que el mejor camino para la eliminación de la pobreza en la Argentina es la creación de más y mejor empleo, fortaleciendo la cultura del trabajo" y que "en esta dirección, consensúan la importancia tanto de fortalecer el incipiente proceso de creación de empleo observado en los últimos meses como de mantener los puestos de trabajo existentes, evitando el sector empresario despidos incausados hasta el próximo mes de marzo de 2017".

Los presidentes de la UIA, las cámaras de Comercio y Construcción, la Bolsa, la Sociedad Rural y la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) coinciden en que este acuerdo no obliga a ninguna empresa a no despedir, pero invoca un compromiso del sector privado a evitarlo. "No hay imposición. Hay compromiso de responsabilidad", sintetizó el vicepresidente de la central fabril, Daniel Funes de Rioja. Si bien los gremios pretendían que quede planteado que los empresarios garantizaban no echar personal, finalmente esa palabra, que generaba dudas de los abogados de las cámaras, fue reemplazada.

A su vez, el presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere, dijo que el planteo fue "comprometer los mejores esfuerzos para mantener el empleo", que en el caso de su sector está creciendo. El referente del campo en la mesa del diálogo valoró también la definición de las mesas de diálogo temáticas y sectoriales, donde se discutirán cuestiones de más mediano y largo plazo.

Habrá una mesa denominada Grupo de Gestión de Diálogo, que será general, y luego habrá otras sobre Plan de Proveedores, Fomento del empleo joven, Formación Profesional y Empleo no registrado. Cada una tendrá un coordinador. Las sectoriales, a su vez, serán de construcción, agroindustria y logística.