Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno lanza pliegos para licitar 1000 MW de energía renovable

Participarán de la compulsa grupos locales e internacionales. Ante paridad de precio, se dará prioridad a los proyectos con mayor integración local

La nueva energía limpia tendrá un costo menor a la convencional que reemplaza

La nueva energía limpia tendrá un costo menor a la convencional que reemplaza

Luego de una etapa de consultas públicas, el Ministerio de Energía presentó ayer los pliegos definitivos del programa RenovAr para licitar 600 MW de energía eólica, 300 MW de solar, 65MW de biomasa, 20 MW de mini-hidro y 15MW de biogás. Los documentos están disponibles en la web de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista) y para adquirirlos, los oferentes deberán abonar $ 150.000, que les serán devueltos en caso de no ser seleccionados.

"Por las consultas y sugerencias que recibimos al publicar los pre-pliegos, hay más de 100 interesados, entre desarrolladores e inversores locales y del exterior", comentó ayer el subsecretario de Energías Renovables Sebastián Kind, en rueda de prensa. "A más cantidad de oferentes mayor garantía de una licitación transparente", aseguró. La inversión total que esperan en la subsecretaría va de los u$s 1500 a u$s 1800 millones, y la generación de unos 8000 empleos directos.

Las obras podrán financiarse con el Fondo Fiduciario de Energías Renovables (Foder), y a través de créditos internacionales y fondos de organismos multilaterales. Los oferentes también podrán acceder a una garantía de pago del Banco Mundial por hasta u$s 500 mil millones.

El acceso al financiamiento externo y garantías son las claves en las que el Gobierno confía para el éxito de la iniciativa, luego del fracaso del programa GenRen lanzado durante la gestión Kirchner, gran parte de cuyas obras quedaron truncas por falta de financiamiento.

Con esta primera licitación, "las renovables pasarán del 1,8% actual al 4,5% de la matriz energética y se generaría un ahorro de u$s 300 millones anuales en la importación de energía (tomando como base un barril de petróleo a u$s 50). Además se evitará la emisión de 2 millones de Toneladas anuales de gases de efecto invernadero (GEI), equivalentes a la polución de 900 mil automóviles", comentó Kind. "Una vez en marcha las obras, la nueva energía limpia tendrá un costo menor a la convencional que reemplaza", aseguró el funcionario. "En los últimos años, hubo notables avances tecnológicos en materia de renovables, lo que las hace cada vez más costo-eficientes", destacó por su parte Mauro Soares, director de Energías Renovables.

Entre las modificaciones introducidas a los pliegos tras la etapa de consultas, se otorgarán beneficios fiscales para los proyectos que integren al menos un 30% de componentes nacionales, y en caso de paridad en las ofertas (hasta un 3% en la diferencia de precio), se privilegiará a aquellos con mayor integración local. Asimismo, el Estado subsidiará un punto del costo de la garantía, por cada punto de integración local de los proyectos. No obstante, seguirá vigente la posibilidad de importar bienes y equipos a tasa cero hasta fin de año, a condición de que no se produzcan en el mercado local.

De acuerdo al calendario presentado ayer por Kind y Soares, los pliegos estarán en venta hasta el 2 de septiembre y tres días más tarde se presentarán las ofertas. El 12 de octubre se realizará la adjudicación a las ganadoras y el 11 de noviembre se firmarán los contratos. A partir de allí, las adjudicatarias tendrán dos años para concluir las obras.

La licitación busca dar cumplimiento a la nueva Ley de Energías Renovables, aprobada por unanimidad en el Congreso a fines del año pasado, cuyo objetivo es lograr que un 8% de la matriz nacional de energía eléctrica sea aportada en 2017 por fuentes renovables, y llegar a un 20% en 2025. La normativa obliga a los grandes usuarios (más de 300 KW) a proveerse con fuentes renovables a partir de 2018, ya sea a partir de la compra de esa energía limpia al Estado, a proveedores, o generar su propia provisión limpia.