Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno lanza medidas para controlar la fuerte suba de precios

Entre hoy y mañana sale la norma que crea la plataforma para que los súper informen precios y los cambios en Defensa de la Competencia. La inflación de la Ciudad marcó 4,1% en enero

Con la inflación como una de las principales preocupaciones de la gestión, y un aumento de precios en enero que habría rondado el 3%, y de 4,1% en la Ciudad, el Gobierno avanzará esta semana con algunas medidas tendientes a generar mayor transparencia y moderar el alza de precios. El mismo día en que los legisladores relanzarán el llamado IPC-Congreso, que promedia los relevamientos de las consultoras privadas, el Ministerio de Producción le dará un nuevo impulso a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), con algunos cambios, y oficializará la creación de un sistema de información de precios de los supermercados para que los consumidores puedan comparar y realizar mejor su compra. En un principio, deberán informar los valores de 1000 productos.
"Los cambios se publican mañana o pasado en el Boletín Oficial", confirmó anoche a este diario una fuente del Gobierno. Además, también analizan medidas de comercio exterior como la importación de carne, si fuera necesario. Todas medidas que, según los analistas, no ayudarán a bajar la inflación.
Mientras tanto, los gremios insisten con reclamos que arrancan desde el 30% de aumento salarial y los empresarios intentan ajustar sus precios todo lo que no pudieron en la gestión anterior, aunque con el freno del consumo como principal atenuante. Desde la cartera que dirige Francisco Cabrera informaron que la inflación "habría empezado a encontrar un techo en las últimas semanas de enero y la primera de febrero", y la "inflación de enero habría sido sensiblemente inferior a la registrada en diciembre, cuando se produjo la escalada previa al cepo".
De todos modos, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de su Dirección General de Estadística y Censos, difundió el Indice de Precios al Consumidor Porteño (Ipcba) y arregló para enero una suba del 4,1% mensual y una aceleración en términos interanuales de 29,6%, 2,7 puntos por encima del mes anterior. El índice general se conocerá hoy mediante los legisladores, ya que aún no hay cifras oficiales del Indec, pero las consultoras ya habían adelantado que se acercaría al 3%.
Según el estudio Bein & Asociados, la inflación de enero alcanzó el 2,8% y en febrero podría repetirse el mismo porcentaje, según los relevamientos realizados hasta el momento. Si se replica este mes la cifra de enero, el alza de precios anualizada se ubicará en el 29%, precisó la economista Marina Dal Poggetto. Todavía falta ver el impacto de la suba de tarifas, que se sentirá en la inflación de marzo, y de las paritarias.
Por su parte, el investigados de la escuela de negocios de la Universidad Austral, IAE, Eduardo Fracchia, consideró que "de cara a las paritarias, la inflación actual pone un piso de 30% para el año en curso", y subrayó que "el IPC promedio de 37 consultoras privadas es de 32%". El analista advirtió que "la devaluación en parte se licuó por la inflación de 4% mensual durante diciembre y enero", y señaló que "como siempre ocurre en la Argentina, el dólar se traslada a precios". Si bien Fracchia indicó que en términos generales, las medidas adoptadas tanto en el frente fiscal como en el monetario van a moderar la inflación que es alta, "la decisión de ir por el lado de control de precios no parece muy acertada".
El sistema de información que lanzarán para generar mayor transparencia y competencia es una vieja idea aplicada en más de una oportunidad y nunca tuvo resultado. La última experiencia la impulsó la subsecretaria de Defensa del Consumidor, Pimpi Colombo. A su vez, el relanzamiento de la CNDC para controlar los monopolios y las cartelizaciones tampoco será suficiente para controlar la inflación. "Muchos países de América latina tienen una inflación mucho más baja que la Argentina y tienen un nivel de concentración mucho mayor", sostuvo un economista que prefirió guardar su nombre. Es una herramienta útil para controlar algunos precios puntuales, pero la inflación es una suba generalizada de los precios, advirtió.
Un informe de Economía & Regiones remarcó que "los controles nunca sirvieron para bajar la inflación" y que ese objetivo es "condición necesaria para volver a crecer. Además, recalcó que "bajará sostenidamente en el segundo semestre y en términos anualizados se ubicará en el 25% sólo si se hacen las cosas bien’‘. Sobre los cambios en Defensa de la Competencia, la consultora afirmó que "la inflación no tiene nada que ver ni con la concentración de mercado, ni con los formadores de precios".