Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno lanza 80 iniciativas judiciales que llevará al Congreso para hacer ley

Son parte del plan denominado Justicia 2020. Insistirán en restarle poder a Gils Carbó y promoverán modificaciones en regulaciones para alentar inversiones

El Gobierno lanza 80 iniciativas judiciales que llevará al Congreso para hacer ley

La idea se gestó a fines de 2014, con el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia como plataforma y con un actor no tan famoso en ese entonces: el actual ministro de Justicia Germán Garavano. En aquél momento se tituló la iniciativa como "Justicia 2015-2020". Un año después, con Garavano al frente de la cartera y con el macrismo al frente del Ejecutivo, aquél slogan se reformuló y pasó a denominarse "Justicia 2020", modelo de Gobierno que se presentará durante los tres jueves próximos, desde el que viene, ante la sociedad civil, la clase política y referentes judiciales. Entre las 80 propuestas sobresalen cambios en la ley orgánica del Ministerio Público, en el sistema Penal y la integración del Consejo de la Magistratura de la Nación.


Las iniciativas se venían planeando desde tiempo antes de que asumiera Mauricio Macri la Presidencia. Ya como jefe de Estado, Macri les dio el visto bueno a muchas propuestas y pidió ponerlas en marcha lo antes posible, para presentar varias de ellas durante la apertura de sesiones del Congreso del 1º de marzo y que durante este año superen el filtro legislativo y sean convertidas en leyes.


Según pudo saber El Cronista, en el Ministerio de Justicia están trabajando a contrarreloj para cerrar el proyecto de ley que promueve cambios en la Procuración General de la Nación, ámbito en el que el macrismo transita un período de "guerra fría" con la jefa de fiscales Alejandra Gils Carbó, con quien mantienen una relación cordial, pero a la vez siguen teniendo diferencias irreconciliables. Aferrada a su puesto, a Gils Carbó se la puede remover sólo con el aval de dos tercios del Senado mediante juicio político. Vinculada al kirchnerismo, avaló la mayoría de las propuestas de la ex presidenta Cristina Fernández desde que asumió el cargo, en agosto de 2012. Es ese el punto donde el macrismo quiere hacer hincapié para sacar del cargo a Gils Carbó. La idea que se analiza desde hace meses es impulsar una medida en la que se delimite el mandato a un período de cinco años, a lo sumo de siete. De ser así, si se le contaran los años que ya tuvo en el cargo, Gils Carbó debería dejar el puesto a mediados de 2017.


No obstante, son cautelosos en el Gobierno, ya que saben que necesitarán consenso en el Congreso para aprobar una ley en la que se le ponga fecha de vencimiento a la actual Procuradora y porque saben también que la propia Gils Carbó intentará judicializar una ley de esa índole, llevándola a tribunales nacionales e internacionales. Más allá de esos riesgos, creen necesarios correrlos, ya que ven a la Procuradora como un obstáculo en las políticas que pretenden impulsar desde Justicia.


No será la única modificación que se incluirá en Justicia 2020. También se promoverá la reforma del Código Penal, que tendrá como eje importante de debate una eventual baja en la edad de imputabilidad. Otro tema que se discutirá es la integración del Consejo de la Magistratura, que en 2006 redujo el número de sus integrantes de 20 a 13. La idea es volver a aumentar el número de consejeros, pero sobre todo, se apuntará a acelerar los tiempos de los concursos de jueces, que se demoran durante años. "Hay que poner un tope. Como mucho tienen que tardar 18 meses en designar un juez", detallaron fuentes ejecutivas. No está en discusión por ahora la ampliación de la Corte Suprema.


"Justicia 2020" buscará también promover cambios en la justicia laboral, regular las subrogancias de magistrados y estimular la llegada de inversiones extranjeras con cambios en las regulaciones y marcando a través de señales políticas una apertura a organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).