Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno hoy paga u$s 9300 millones a holdouts y el país deja de estar en default

Luego de emitir u$s 16.500 millones a una tasa de 7,2%, el Gobierno hará efectivo los pagos comprometidos. El país deja de estar en default luego de 15 años

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, lideró la emisión de la deuda y el pago a los fondos buitre

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, lideró la emisión de la deuda y el pago a los fondos buitre

El Gobierno pagará hoy, a través de una transferencia bancaria, los u$s 9300 millones a los bonistas, holdouts, que no ingresaron a los canje de deuda y arreglaron pagos judiciales en los tribunales de Nueva York, y así finalmente y luego de 15 años la Argentina dejará de ser un país en default.

El subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili informó ayer a la prensa que u$s 6200 millones serán pagados de manera directa a quienes lograron un acuerdo con Argentina antes del 29 de febrero, y otros u$s 3100 millones se destinarán a un fideicomiso en el BONY para pagar a aquellos que lograron un pacto luego de esa fecha.

Además, y tras lograr un acuerdo con estos bonistas, el Juez de Nueva York, Thomas Griesa, habilitará a partir de hoy el pago de otros u$s 3000 millones a quienes si ingresaron a los canjes y no podían cobrar debido a la orden cautelar impuesta por el magistrado en el 2014, dijo Télam.

Estos fondos están retenidos en el Banco de la Nación y el BONY, y a partir de hoy, tras una orden judicial, quedarán liberados, y la Argentina dispondrá de 22 días para efectuar esos pagos, aunque el funcionario adelantó que se efectivizarán ‘lo antes posible’. Bausili también destacó que de los u$s 16.500 millones obtenidos el pasado martes por la colocación de bonos récord, para pagar esta deuda, unos u$s 7200 "ingresarán al Banco Central" para fortalecer las reservas. Pero luego de los pagos a los bonistas reestructurados, las reservas volverán a tener una caída. En total, las reservas del BCRA quedarán en cerca de u$s 34.000 millones.

El Gobierno colocó los títulos de Argentina, a una tasa promedio del 7,14%, por debajo del costo que se esperaba pagar en marzo. "Con esta colocación matamos tres pájaros de un tiro. Terminamos con el default del 2001, cuando con estos fondos, el viernes, les paguemos a quienes no entraron a los canjes, les pagamos a los tenedores de bonos a los que no les podemos pagar desde 2014, y conseguimos recursos financieros para no hacer un ajuste fiscal", destacó en esa oportunidad el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

"Este gran resultado se obtuvo gracias el amplio apoyo del Congreso de la Nación", destacó el ministro, quien ponderó que esta "fue la mayor colocación de títulos de deuda de un país emergente, y de Argentina, de manera voluntaria". Alfonso Prat-Gay adelantó que con parte de estos, fondos, u$s 9300 millones, pagará los juicios y los arreglos extrajudiciales de 220 tenedores de bonos "de todo tipo y color" que no entraron a los canjes del 2005 y 2010.

"De esta manera queda totalmente finalizado los litigios en la corte de Nueva York, y queda abierta esta propuesta, que implica una quita del 40% sobre lo que se ordena pagar en sede judicial, para quienes quieran cobrar", dijo el funcionario.

De manera paralela a este pago "se trabajará para abonarles los u$s 3000 millones que se le deben desde 2014 a quienes entraron en los canjes" y cuyos pagos trabó el Juez de Nueva York, Thomas Griesa, hasta que Argentina no le abone lo que le debe a los holdouts. Estos fondos están en las reserva del Banco Central porque no se utilizaron en su momento para el pago. De esta manera, Prat-Gay reconoció que quedan unos u$s 7200 millones de dólares "que utilizaremos para evitar caer en el ajuste fiscal que varios nos vienen pidiendo".