Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno fijó aumento del aceite en cuotas: en agosto no superará el 6%

El fideicomiso que subsidiaba el precio de las variedades de girasol, soja y sus mezclas seguiría hasta diciembre. Avanzan con inspecciones en comercios

Ante la suba inminente en el precio, creció fuerte la demanda de aceite

Ante la suba inminente en el precio, creció fuerte la demanda de aceite

Tras la escalada mediática que adquirió el acuerdo pactado entre el Gobierno y el sector aceitero para subir el precio del alimento y desarmar el fideicomiso que hasta ahora permitía mantener un valor subsidiado, el Ministerio de Producción anunció ayer un acuerdo con la industria para que el aceite sólo se incremente entre 4% y 6% durante agosto. De esta manera, el fideicomiso se mantendrá vigente, al menos hasta fin de año, adelantaron fuentes oficiales y privadas.

Según habían pactado con la cartera productiva, las empresas tenían tres aumentos autorizados para los aceites de girasol, soja y sus respectivas mezclas (los que estaban subsidiados). Dos ya se produjeron –en junio y julio, por un total de 36%– y un tercero estaba previsto para el mes próximo, del 30%. De esta manera, la botella de litro y medio de aceite de mezcla, que pasó de $ 19 en mayo a aproximadamente $ 26 hoy, habría escalado en agosto a casi $ 34.

En tanto, el de girasol hoy cuesta $ 36 y se preveía llevarlo a $ 47. Ahora, tras el acuerdo cerrado ayer, el mezcla de 1,5 litros aumentará apenas un peso (+4%), en tanto que la botella de aceite de girasol de ese mismo volumen costará $ 38 (+6%).

En el comunicado, la cartera de Producción puso el ejemplo de una botella de 900 centímetros cúbicos y enfatizó que los incrementos pactados significarán subas de entre $ 0,69 y $ 1,50 durante el mes próximo. Esa botella, en aceite de mezcla, cuesta entre $ 17,20 y $ 19, mientras que la de girasol oscila entre $ 18,69 y $ 22.

"En 2008 el mercado fue distorsionado mediante la creación de un fideicomiso que por momentos llevó el precio del aceite a un valor muy por debajo del real, poniendo en riesgo los miles de empleos en la cadena de valor de la industria. Hemos trabajado para normalizar la situación cuidando al mismo tiempo el bolsillo de las familias argentinas y la conservación del empleo en el sector. En este sentido, valoramos el comportamiento responsable de la industria en el acuerdo de hoy", explicó Ignacio Werner, asesor del Ministerio de Producción.

El Gobierno tenía un acuerdo con Ciara para desarmar este fideicomiso a fines de agosto, ya con el tercer aumento liberado, pero ante la escalada que tomó el tema producto de declaraciones del gremio aceitero advirtiendo que el litro de aceite se triplicaría y subiría a $ 90, las autoridades convocaron a la cámara y le pidieron prorrogar el fin del fideicomiso y dividir el aumento de 30% en varias cuotas hasta fin de año. El anunciado ayer será el primero.

Inspecciones

Por otra parte, la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor comunicó que se realizan controles en todas las jurisdicciones del país por prácticas comerciales ilegales como venta supeditada a la compra de otro producto. Ante la inminente suba del precio del aceite, creció fuerte la demanda en la última semana, lo que obligó a los supermercados y pequeños comercios a limitar la venta del producto. Pero en algunos casos, pusieron carteles que supeditaban la entrega de aceite a la compra de otro alimento, como fideos o arroz. Esta es una práctica ilegal, por lo que el gobierno comenzó ayer inspecciones.

En el parte de prensa, Producción sostuvo que "las autoridades provinciales de defensa del consumidor, nucleadas en el Consejo Federal de Consumo (COFEDEC), están trabajando en conjunto en todo el país para controlar y llevar tranquilidad a los consumidores". Además, enfatizó que "los controles realizados hasta el momento no reflejan faltantes de producción de aceite ni problemas de estacionalidad", aunque "se han labrado actas en las provincias de Córdoba, Salta y Misiones por casos aislados de venta atada a la compra de otro producto".