Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno excluyó a los funcionarios de la amnistía fiscal

Macri escuchó el pedido de Mario Negri, titular de los diputados de la UCR, y también de su socia Elisa Carrió. Los radicales habían pedido dejar fuera a la más alta jerarquía

Tras el reclamo del radicalismo y la Coalición Cívica de Elisa Carrió, el Gobierno nacional tuvo que modificar el proyecto de blanqueo de capitales y dejó afuera de esa iniciativa a funcionarios y a quienes hayan ocupado algún cargo en la administración pública en los últimos cinco años.

El presidente Mauricio Macri volvió a ceder ante sus socios. La última semana tuvo que demorar el envío del proyecto de reforma electoral y desechar la posibilidad de eliminar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), tal como quería hacer.

En Casa Rosada ayer tuvieron que cambiar el megaproyecto de medidas anunciadas por Macri para financiar la actualización de los haberes jubilatorios en alrededor de un 40% con fondos del proyecto de blanqueo de capitales. El Gobierno tuvo en cuenta el reclamo que hizo el martes el presidente del interbloque de diputados por el frente oficialista Cambiemos, Mario Negri, cuando pidió “a la más alta jerarquía” del Gobierno, “excluir” del blanqueo a “funcionarios y a aquellos que tienen causas judiciales”.

La Casa Rosada cambió el texto el mismo día que llegó Carrió de Estados Unidos. La diputada había difundido a través de un comunicado que “la Junta Nacional de la Coalición Cívica ARI afirma que los funcionarios de los tres poderes del Estado y de todos los niveles de administración, así como los contratistas y concesionarios del Estado y las personas imputadas en delitos contra la administración pública, deben quedar excluidas del beneficio de la Ley de Blanqueo propuesta por el Poder Ejecutivo Nacional ya que constituiría un acuerdo de impunidad”.

En el Gobierno ayer reconocían que esos cambios entraron en respuesta a los reclamos de sus socios, aunque querían restarle importancia. La modificación dejó en offside al ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que hasta el lunes defendía la iniciativa de incluir a ex y actuales funcionarios entre quienes puedan blanquear.

En tanto, en Balcarce 50 ayer resaltaron el respaldo del senador Miguel Pichetto al paquete del oficialismo. “El FpV no va a rechazar el blanqueo luego de que ellos lanzaron esta misma iniciativa”, advirtieron. El plan de Macri contempla la posibilidad de ingresar o declarar dinero no registrado a través de la compra de títulos públicos, los que no podrán ser vendidos por un año, para así evitar la especulación financiera en el corto plazo.

En tanto, en la Rosada destacaron que los gobernadores salían en fila a apoyar el pago de juicios a jubilados, que ingresa en un paquete junto con el blanqueo. “Nadie va a salir a criticar, si no va a quedar en offside. El único que está con dudas es Diego Bossio que no sabe como justificar las medidas que tomó al frente de la Anses”, advertían. En tanto, anotaban que los mandatarios Juan Urtubey (Salta), Hugo Passalacqua (Misiones), Mario das Neves (Chubut), entre otros, ya les dieron el visto bueno (Ver página 8).

En Casa Rosada buscaron mantener calmado el frente Cambiemos, así como sumar porotos en el Congreso a través de las provincias y, de esta manera, no tener que depender del Frente Renovador, de Sergio Massa. Así, se esfuerzan en mostrarse con los mandatarios, tal como hizo ayer el presidente Mauricio Macri, cuando visitó Santiago del Estero y compartió reunión de gabinete con la gobernadora Claudia Ledesma Abdala y el ex jefe del distrito y actual senador, Gerardo Zamora.