U$D

JUEVES 18/04/2019

El Gobierno endurece su postura para recortar subsidios en Vaca Muerta

Por presión de petroleras perjudicadas, desde el Ministerio de Hacienda cambiaron de idea sobre las modificaciones a la Resolución 46. Quieren ahorrar unos u$s 500 millones.

El Gobierno endurece su postura para recortar subsidios en Vaca Muerta

Después de una ronda de negociaciones con las empresas petroleras, el Gobierno volvió a cambiar de idea sobre los subsidios para la producción de gas en Vaca Muerta.

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, entendieron que cambiar las condiciones de la Resolución 46/2017 y la Resolución 419/2017 -que reglamentan el pago de un precio estímulo sostenido por el Estado para el desarrollo de proyectos de gas no convencional- podría desembocar en juicios multimillonarios contra el Estado por parte de las petroleras, que calcularon en u$s 2500 millones.

Así, según informó el portal EconoJournal, el Gobierno trabaja en un Plan B para limitar el monto de subsidios de unos u$s 1250 millones previstos originalmente a u$s 700 millones (o $ 28.700 millones, como está en el Presupuesto 2019) por la restricción fiscal.

Ese plan, que según pudo saber El Cronista es ahora la prioridad para Dujovne, restringiría el pago del precio estímulo (que será este año de u$s 7 por millón de BTU y debe terminar en u$s 6 el 31 de diciembre de 2021) solamente a la producción declarada originalmente por las petroleras en su formulario de ingreso para estar amparadas bajo el programa de incentivos de la Resolución 46, ideada por el entonces ministro Juan José Aranguren.

Como informó El Cronista ayer, el Gobierno publicaría en las próximas horas los cambios al esquema de subsidios y definiría si acepta pagar a más proyectos para estimular la producción y evitar la fuga de divisas mediante importaciones de gas caras.

Ahora la normativa deberá esperar y Energía trabaja contrarreloj con una estrategia para eludir los juicios millonarios que podrían presentar petroleras.

En el caso de Tecpetrol, la firma del grupo Techint que cobra el 70% del total del programa e invirtió u$s 1800 millones para el desarrollo de Fortín de Piedra, donde produce 17 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), el Estado le sostendría con un estímulo de u$s 7 / MMBTU solamente la mitad, los 8,5 MMm3/d que había declarado originalmente en su ingreso al programa.

El monto del subsidio es la diferencia entre los u$s 7 / MMBTU y el precio promedio del mercado, que ronda los u$s 4 / MMBTU.

Por supuesto, la modificación también perjudica a otras empresas que ya ingresaron en el programa, como CGC, Total Austral, YPF y PAE, pero evitaría problemas hacia adelante en organismos internacionales.

En cambio, el Gobierno pensaba en sostener con un precio fijo el subsidio, sin importar el valor de mercado del gas. El estímulo iba a ser de u$s 2,50 / MMBTU en 2019, u$s 2,25 en 2020 y u$s 2 en 2021, último año en el que rige el programa.

Gracias a los incentivos para la producción, que fueron una continuidad del Plan Gas que ideó en 2013 el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, la extracción de gas creció el año pasado en torno a un 8% y perfila otro buen año para 2019.

Sin embargo, con incertidumbre sobre el futuro, las etapas de fractura en Vaca Muerta (como se mide la productividad) vienen en caída, y algunos privados anticipan estancamiento.