Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno elevó en $ 10.000 millones la ayuda a provincias y garantiza el inicio de clases

La Nación incrementó la asistencia a las provincias a través del Fonid, que pasa de $ 510 a $ 1210. Buenos Aires ofertó aumento de casi 35% que será aceptado por maestros

El Gobierno elevó en $ 10.000 millones la ayuda a provincias y garantiza el inicio de clases

Después de interminables negociaciones al filo del inicio del ciclo lectivo, el Gobierno logró anoche un acuerdo con los gremios docentes nacionales que establece un nuevo piso salarial de $ 7800 retroactivo a febrero y $ 8500 a partir de julio, un suba escalonada de 40%, con la que apuesta a resolver las amenazas de conflicto en algunas provincias y garantizar el normal comienzo de las clases el próximo lunes. Las negociaciones con los cinco sindicatos con representación nacional (Ctera, UDA, Sadop, Amet y CEA) se destrabaron a partir de la decisión de la administración macrista de incrementar el nivel de asistencia financiera a las provincias a través del Fondo de Incentivo Docente (Fonid), que se elevará de $ 510 a $ 910 desde febrero y $ 1210 en julio (suba del 232%), medida que implicará una erogación adicional de la Nación de $ 10.000 millones anuales.


El gesto del Ejecutivo facilitó anoche mismo las discusiones entre los gobiernos provinciales y los maestros, al punto que varios distritos se encaminaban a cerrar sus paritarias. En el caso de la provincia de Buenos Aires, que concentra el 40% de la matrícula de alumnos del país, la gestión de María Eugenia Vidal ofreció un incremento escalonado de 34,7%, que implica elevar el piso salarial bonaerense de $ 7280 a $ 9806, propuesta que fue bien recepcionada por los gremios del distrito. A su vez, la administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta propuso una suba escalonada similar de 34,8%, con lo que el sueldo mínimo de un docente inicial en la ciudad trepará de $ 8380 a $ 11300, que se aprestaba a ser aceptado por los maestros.


En cambio las paritarias se complicaron ayer en Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Neuquén, donde los sindicatos docentes rechazaron ofertas de aumento en torno al 30% y anunciaron que el lunes no comenzarán las clases. Sin embargo, funcionarios del Ejecutivo nacional se mostraron anoche optimistas con la posibilidad de destrabar las discusiones en esos distritos, en tanto los gremios nacionales pidieron a los respectivos gobernadores "un mayor esfuerzo" para evitar el conflicto.


"Lo más importante es que garantizamos que los docentes tengan un aumento significativo. Se ha hecho un esfuerzo extraordinario", afirmó el ministro de Educación, Esteban Bullrich, luego del acuerdo con los sindicatos nacionales y enfatizó que "hasta el domingo a la noche hay tiempo" para garantizar el inicio de las clases en todas las provincias.


En sintonía, la dirigente de Sadop María Lazzaro dijo que espera que "todas las provincias puedan mejorar el acuerdo" porque, según indicó, "sería lamentable y triste que cuatro distritos vayan a un conflicto y sean las únicas sin clases.


A su turno, el titular de UDA, Sergio Romero, destacó la forta leza de los gremios docentes en las negociaciones y subrayó el hecho de que "la paritaria permanezca abierta" para revisar cualquier deterioro salarial por efecto de un incremento mayor en los precios.