Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno dice que precios de la obra pública son 40% más bajos que con el kirchnerismo

Marcos Peña aseguró que las relicitaciones muestran valores más bajos que en el período anterior y volvió a prometer fluidez en los fondos en el segundo semestre

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que las obras públicas que ya estaban otorgadas y son relicitadas por el Gobierno resultan entre "30% y 40%" más baratas que en la gestión kirchnerista.
Así respondió Peña al ser consultado sobre la parálisis de la obra pública durante el primer semestre del año y la reciente queja de gobernadores y legisladores del PJ por la "falta de fluidez" en el giro de fondos para infraestructura.
"Es una situación que varía según el área. Hay áreas donde es más fácil y se avanzó más rápido, como en Vialidad Nacional, y otras que, como son obras más chicas como viviendas, tienen más complejidad", dijo Peña en una entrevista con el diario chaqueño Norte. Y agregó que "todo se enmarca en la necesidad de ordenar algo que estaba tremendamente desordenado y que las nuevas licitaciones reflejan, porque los costos son un 30% o 40% menos que la misma licitación el año anterior".
Gran parte de esa rebaja en los costos es acordada con los mismos empresarios. Un ejemplo de esto fue el entendimiento al que llegaron los constructores de la Cámara de la Construcción, la Uocra y el Gobierno en donde se cerró un nuevo precio menor al que había establecido el instituto de la vivienda para reactivar la construcción de 25.000 viviendas sociales que estaba frenadas.
En otra parte de la entrevista
el Jefe de Gabinete se quejó porque el presupuesto de obra pública –confeccionado por la administración anterior y aprobado por el Congreso en septiembre de 2015 junto al presupuesto– "estaba armado de tal manera que había un desarrollo perpetuo de cada obra". "No había financiamiento para todo el plan de obras, entonces se avanzaba muy parcialmente, no se pagaban las obras, se desfinanciaba e ingresaba en el problema de redeterminación, lo que promovía a más corrupción, menos transparencia y menos eficiencia", afirmó el funcionario.
La respuesta de Cambiemos a esa situación llega de la mano de una ley para introducir cambios y "buenas prácticas" en las formas de contratación de obras públicas, y un Registro de Constructores para generar mayor competencia y da transparencia a las licitaciones".
El jefe de Gabinete dijo que la administración de Mauricio Macri está comprometida en que cada obra que licite e inicie, será concretada en los plazos prefijados en el proyecto, por lo que "será finalizada en término".
Asimismo, Marcos Peña volvió a poner plazos y a apostar a que el segundo semestre cambiará la situación de la obra pública ya que dijo que "a partir de este semestre, todos los meses veremos una mejora en la fluidez de los fondos. Y el año próximo encontraremos en marcha el mejor y más ambicioso plan de infraestructura que hayamos tenido en Argentina en los últimos tiempos".