Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno defendió en el Congreso la posibilidad de vender acciones de ANSeS

El oficialismo quiere dictamen de comisión el martes 7. El Frente Renovador no revela cómo votará. Kicillof advirtió que es "una privatización encubierta"

El Gobierno defendió en el Congreso la posibilidad de vender acciones de ANSeS

El Ejecutivo reivindicó ayer ante los diputados la posibilidad de que la ANSeS pueda vender las acciones de empresas privadas en su poder sin aval del Congreso, en la primera jornada de debate del mega proyecto del presidente Mauricio Macri para pagar juicios a jubilados, establecer una pensión a adultos mayores y habilitar un nuevo blanqueo de capitales, entre otros puntos. La oposición, que no quiere la venta de acciones, cuestionó particularmente ese artículo, y reclamó más tiempo para el debate. Pero el oficialismo mantiene su intención de dictaminar la semana próxima y llevar el tema al recinto el miércoles 15.


"No hay una intención de vender. Pero sí de tener la posibilidad de que si una acción baja, podamos vender. Y podamos salir a comprar también", definió el titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, ante las insistentes preguntas de los diputados opositores sobre ese punto del proyecto. Minutos antes, su antecesor y diputado del bloque Justicialista, Diego Bossio, había señalado que "no es necesario vender las acciones".


Basavilbaso se quejó. "¡Ustedes lo tuvieron disponible hasta octubre del año pasado! ¡Esto (la prohibición de vender las acciones sin acuerdo del Congreso) es reciente! Es verdad que ustedes no vendieron, pero tenían la posibilidad", rezongó.


El Frente Renovador, que terminará siendo el fiel de la balanza en la discusión, no adelantó su postura sobre el tema. Marco Lavagna, representante del bloque en la discusión, apenas señaló que "el proyecto va en el camino correcto" y que "es una ley muy larga, muy compleja". Con 91 páginas y 94 artículos, el texto abarca temas disímiles entre sí, y por eso la oposición reclamó más tiempo para debatirlo, dado que el oficialismo tiene intenciones de dictaminar en la próxima reunión de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social, el martes.


La necesidad de contar con más tiempo de discusión fue exaltada por el ex ministro de Economía y diputado del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), Axel Kicillof, quien además advirtió que el punto que habilita la venta de acciones es una "privatización encubierta dentro de la ley". Le respondió el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.


"Esto no es una privatización del régimen previsional, ni ahora, ni futuro, ni encubierto. No va a serlo mientras nosotros seamos gobierno. Esto es cumplir con la ley que el gobierno anterior no cumplió", le dijo Quintana a Kicillof. Pero su respuesta hizo estallar a Bossio. "¡Quiero saber qué ley no cumplí! ¡El pago de los juicios no lo dicta la ley! Hay una diferencia absoluta entre una ley y una sentencia judicial. La ley obliga al Estado a apelar las sentencias en su contra. ¡Lo que usted dice es riesgoso e irrespetuoso!", reclamó el ex titular de ANSeS. Quintana le pidió disculpas. De manera similar se resolvió otro cruce muy álgido, entre el secretario de Política Económica Pedro Lacoste y el diputado del PJ-FpV Carlos Castagneto.


Sin embargo, y más allá de los momentos ásperos, el oficialismo no pareció abierto a estirar la discusión. "No hay tema más urgente. Como bloque, insistimos en la necesidad ética de darle tratamiento lo más rápido posible", definió el macrista Eduardo Amadeo, quien además insistió en defender la posibilidad de la venta de las acciones. "El gobierno anterior las mantenía para obligar a las empresas privadas a invertir como decían las autoridades. Nosotros tenemos una idea totalmente diferente. Confiamos en la creatividad del sector privado sin tener que poner tecnócratas en los directorios de las empresas para tener que obligarlas a invertir", señaló.