Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno declaró la Emergencia en Seguridad y autorizó el derribo de aviones

Con el fin de luchar contra el narcotráfico, la Rosada aumentará el control del espacio aéreo con radares y drones. La autorización de derribo se hará "como último recurso"

Julio Martinez, a cargo de Defensa

Julio Martinez, a cargo de Defensa

El Gobierno declaró ayer la emergencia en Seguridad Pública que autoriza el derribo de aviones "como último recurso", una medida que genera polémica con sectores progresistas de la oposición. Bajo el argumento de combatir el narcotráfico, el presidente, Mauricio Macri, también buscará incorporar personal retirado de las fuerzas de seguridad, que no tengas manchas en su legajo.

Tal como anticipó El Cronista, el Gobierno declaró la emergencia por el lapso de un año en el que aumentará el control del espacio aéreo con la lupa puesta en las pistas clandestinas y la protección de las fronteras a través de la radarización.

Pero la medida que más resistencia genera en un sector de la oposición es la autorización al derribo de aviones. En un comunicado, Presidencia informó que "el decreto establece la aprobación de Reglas de Protección Aeroespacial, cuya autoridad de aplicación serán las FFAA, orientadas a identificar, advertir, intimidar y hacer uso de la fuerza (como último recurso) a vectores incursores en el espacio aéreo Argentino". Este último punto se refiere al derribo de aviones, elípticamente. El comunicado busca aclarar que "serán declaradas ‘hostiles’ aquellas naves, cuando tengan entidad suficiente para ‘perturbar, poner en riesgo o causar un daño’ en el territorio nacional".

Desde el Gobierno quieren bajar los decibeles en este punto. Una alta fuente de Seguridad explicó que la emergencia activa un protocolo que establece que el derribo se permite "en última instancia después de siete pasos previos". Además agregó que "el protocolo lo tienen todos los países de la región, salvo Paraguay, y que fue utilizado en trece oportunidades por decreto durante el gobierno de Cristina Fernández".

El decreto también promueve la adquisición "inmediata" de material para incrementar la vigilancia de la frontera fluvial, los puertos y los espacios marítimos de jurisdicción nacional. En esa línea, el secretario del Consejo de Seguridad Interior, Gerardo Milman, adelantó que aumentarán la radarización del espacio aéreo y destinarán drones y aviones a la frontera. Según agregó, hay "detectadas 600 pistas clandestinas en el país".

Además, Milman añadió que con la Emergencia en Seguridad tendrá más poder la Prefectura. "Antes esa fuerza no tenía poder de policía sobre la zona aduanera; ahora la Prefectura podrá subir al barco con escáneres y chequear si lo que hay dentro de un contenedor coincide con la declaración", explicó. Todas estas medidas se utilizarán en el nuevo "Operativo Fronteras", que alcanza a todo el contorno del país, y que reemplazará al programa "Escudo Norte" que hasta ahora sólo cuidaba la frontera de esa zona.

Con la emergencia de Seguridad, el Gobierno busca aumentar los efectivos de seguridad. En esa línea, el decreto autoriza convocar a personal retirado de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y Policía Aeroportuaria "que no hayan sido condenados por delitos de lesa humanidad, estén actualmente procesados penalmente o pasados a retiro por razones disciplinarias".

La emergencia sería publicada hoy en el Boletín Oficial y lleva las firmas de Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Defensa, Julio Martínez.