Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno da el visto bueno para que la nafta suba 8% en enero

Aranguren lo había adelantado y se podría aplicar durante la primera quincena. Además, se acordó acelerar la quita del subsidio al barril interno de petróleo

El Gobierno da el visto bueno para que la nafta suba 8% en enero

Hoy se reunirán las principales personalidades de la industria del petróleo para celebrar el día de la actividad y todo hace suponer que el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, podrá almorzar en paz.

Luego de tres encuentros en donde el tono fue pasando de "pases de facturas" entre los diferentes actores de la industria, todo fue conduciendo a un consenso que incluye un cronograma de aumentos de las nafta y la convergencia del valor del precio del barril.

La semana pasada Aranguren anunciaba que los aumentos de la nafta deberían esperar hasta 2017. Y así será.

La fecha aún no está totalmente definida pero en la primera quincena de enero el precio de los combustibles volverá a subir, en promedio, alrededor de ocho por ciento.

La noticia fue adelantada por el sitio elinversoronline y confirmada a este diario por una de las compañías que venía reclamando la autorización de Aranguren para subir la tarifa.

"El porcentaje que se había acordado para este primer aumento es de 8% y la fecha que comenzaría a aplicarse sería el 7 de enero de 2017, pero eso aún no está claro", explicaron desde una petrolera a El Cronista.

De cumplirse, las refinadoras como YPF, Shell y Axion Energy obtendrán parte de lo que viene reclamando: precio. Este sector asegura que necesitan una suba porque "los costos subieron casi 70% desde diciembre de 2015 y las naftas sólo 31 por ciento".

Por su parte, los estacioneros de servicios rechazaron este nuevo aumento porque, aseguran, que hará caer el consumo. "La caída en las ventas es un directa consecuencia de los incrementos", dijo el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC), Juan Carlos Basílico.

Se espera que el discurso de Aranguren de hoy tenga como eje el acuerdo para que el barril del petróleo local se iguale al precio internacional.

Ayer hubo un último encuentro con los empresarios y la novedad es que las partes –los privados y el Estado– acordaron "acelerar la convergencia, si antes se había hablado de un proceso de seis a siete meses, hoy ya hablamos de cuatro a cinco meses", explicó un asistente al encuentro.

Además, el acuerdo no será de palabra. "En las próximas horas va a circular un borrador porque la intención es que se firme y quede todo escrito", agregó la misma fuente.

Mientras tanto, se resolvió que mientras esté el acuerdo de convergencia habrá aumentos de la nafta programados.

El barril Brent para entrega en febrero cerró ayer en u$s 55,69, 2,50% más que al término de la sesión anterior. Con este valor y la tendencia al alza, las esperanza de los gobernadores es que la brecha con los u$s 60 que se paga por el Medanito se achique aún más.

El otro punto que espera algún comentario es la adenda del convenio colectivo de trabajo de los petroleros de Vaca Muerta. "Se había avanzado mucho, pero el conflicto con el gremio lo frenó. No creemos que haya novedades antes de los primeros días de enero, que es cuando termina la actual conciliación obligatoria".