Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno cree que Trump no cambiará la relación comercial con la Argentina

Tanto el embajador en Washington como el Ministro de Agroindustria coincidieron en que las políticas de Trump no tendrán impactos negativos

El Gobierno cree que Trump no cambiará la relación comercial con la Argentina

El embajador argentino en Washington, Martín Lousteau, afirmó que la relación comercial de la Argentina con los Estados Unidos no sufrirá un impacto negativo inmediato con la asunción de Donald Trump, pero que "habrá que ver cómo sus medidas impactan en la economía mundial".

Lousteau, ex ministro de Economía y candidato a Jefe de Gobierno porteño, analizó que siendo el intercambio comercial entre ambos países "mínimo", al no compartir fronteras, y que sin haber un tratado de libre comercio de por medio, los efectos inmediatos serán escasos: "La Argentina tiene una agenda inicial menos negativa con Estados Unidos, comparado con otros países de América latina. Los inmigrantes argentinos no son numerosos ni tienen estatus económico muy bajo", afirmó Lousteau, en declaraciones a Radio 10.

En la misma sintonía se pronunció el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que se mostró confiado en que no habrá problemas, sobretodo en dos mercados significativos que recientemente fueron noticia: el ingreso de los limones y la vuelta de la carne bovina, ambos aprobados durante la gestión de Barack Obama: "Se cumplieron tanto los pasos sanitarios como políticos. Es cierto que hubo una voluntad política de los gobiernos de Obama y Macri, pero yo creo que está aprobado el procedimiento de entrada", subrayó. En el caso de los limones argentinos, el reingreso al mercado norteamericano se terminó de definir en diciembre último, siempre que cuenten con certificado fitosanitario, causa por la que tenía vedado el ingreso desde 2001. Por el lado de la carne, desde el Senasa afirmaron que la reapertura para los envíos de carne bovina "estaría haciéndose efectiva en el mes de marzo, una vez finalizados los trámites administrativos".

Buryaile destacó que habrá que analizar si las medidas económicas anunciadas por Trump, respecto a su relación con otros mercados del mundo, "son una amenaza o una oportunidad para la Argentina" y recordó que el comercio de productos nacionales "es tremendamente bajo, de alrededor de u$s 1000 millones".

En efecto, el comercio bilateral con aquel país implica sólo el 7% de las exportaciones argentinas y el 12% de las importaciones. Para Lousteau el mayor impacto podría llegar como rebote de la economía internacional: "Estoy convencido que no hay un impacto directo para la Argentina. Sí indirecto, en la medida que las políticas afecten la economía del mundo: si hay menos comercio, si bajan el precio de los commodities, si sube la tasa de interés y el dólar se fortalece", destacó.

En ese marco, el embajador advirtió que en ese caso podría haber problemas porque el país depende todavía en gran medida del fisco, de los ingresos por retenciones (a las exportaciones) y que además necesita financiarse por el déficit que acumula.