Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno crea un plan de estímulo para los nuevos proyectos de gas natural

Lo publicó hoy en el Boletín Oficial. El Estado Nacional compensará al productor hasta alcanzar el valor del precio de estímulo, en caso de que no reciba ese valor por la venta del gas en el mercado interno.

El Gobierno crea un plan de estímulo para los nuevos proyectos de gas natural

El Gobierno anunció un programa de estímulo a la producción de gas natural, en momentos en que el país busca reducir las importaciones de gas natural licuado y paliar el déficit energético que registra  hace años.                

El programa, que estará vigente desde hoy hasta el 31 de diciembre de 2018, implica que los nuevos proyectos de gas natural podrán obtener un precio estímulo de 7,5 dólares por millón de BTU. El Estado Nacional compensará al productor hasta alcanzar el valor del precio de estímulo, en caso de que no reciba ese valor por la venta del gas en el mercado interno.              

“Resulta necesario continuar con los programas impulsados  con miras a incrementar en el corto plazo la producción de gas,  reducir las importaciones y estimular la inversión en  exploración y explotación para contar con nuevos yacimientos que  permitan recuperar el horizonte de reservas en el territorio nacional‘, dice la resolución 74/2016 publicada en el Boletín Oficial.

En igual sentido, agrega que “corresponde adoptar las medidas conducentes para incentivar nuevos proyectos que (...) no han  sido a la fecha incorporados”.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo la semana pasada en un evento de la industria que espera que Argentina deje de importar gas natural licuado (GNL) en cinco o seis años.