Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobierno colocó deuda por u$s 1200 millones en el mercado local

Fueron u$s 450 millones en letras del Tesoro a una tasa menor al 4% y $ 10.583 en BONAC 2017 al 33%. En Hacienda dijeron que la operación "superó las expectativas".

Las emisiones están previstas en el programa financiero anunciado la semana pasada para cubrir parte del déficit

Las emisiones están previstas en el programa financiero anunciado la semana pasada para cubrir parte del déficit

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, pasó el primer test en el mercado local tras el pago a los holdouts el pasado 22 de abril. El Gobierno colocó ayer casi u$s 1200 millones entre letras del Tesoro (Letes) y Bonac 2017.

La colocación de letras en dólares fue por u$s 450 millones, que se concretó al 3,5% a 91 días y al 3,89% a 182 días, mientras para el bono que vence el año que viene, se tomaron $ 10.583 millones al 33,95%.

El equipo económico se mostró optimista con los resultados. El secretario de Finanzas, Luis Caputo, manifestó que fue "una muy grata sorpresa la licitación en dólares. Es un producto en el que confiábamos mucho para atraer al pequeño inversor".

La emisión de esos instrumentos fue fijada para el próximo lunes y fue formalizada ayer a través de resoluciones publicadas en el Boletín Oficial. En la disposición se detalla que las dos series de Letes serán de u$s 250 millones cada una, montos que evidenciaron una demanda superior a la esperada. Según Caputo, los bancos colocadores del producto esperaban captar entre los u$s 100 y u$s 150 millones. En tanto, para el Bonac en pesos se registraron órdenes por cerca de $ 14.000 millones, aunque el Gobierno decidió tomar un monto menor.

En el mercado resaltan que las tasas obtenidas están en línea con lo previsto, aunque para los títulos en pesos proyectan un costo inferior hacia adelante. En diálogo con El Cronista, Martín Polo, economista jefe de Analytica, explicó que "una tasa de 33% en pesos quizás sea un poco alta, pero está en sintonía con los intereses que está pagando del Banco Central y en esta primera emisión hubiera sido muy difícil alcanzar un costo más bajo. Al Gobierno todavía le falta conseguir unos $ 100.000 millones para cubrir el déficit y se estima que seguirá colocando deuda en el mercado a este ritmo; lo más probable es que a medida que pasen las licitaciones logren bajar mucho más la tasa".

La semana pasada, el equipo de Prat-Gay dio a conocer el programa financiero del año. La administración de Mauricio Macri deberá afrontar abultados pagos por unos u$s 36.746 millones, entre el déficit primario y vencimientos de deuda; nada menos que el 7,2% del Producto Bruto Interno (PBI). En la presentación, desde el Gobierno habían anticipado que estaban apurando mecanismos que le permitan recaudar los fondos necesarios.

Y aunque el grueso será financiado por emisión de bonos, tanto en los mercados de capitales interno como externo (con parte de lo recaudado por los títulos que ya se colocaron para pagarle a los holdouts), y por transferencias con el BCRA a través de adelantos transitorios y utilidades, la alternativa las letras del Tesoro en dólares asomó como un nuevo instrumento destinado a pequeños ahorristas que tienen sus divisas en cajas de seguridad o bajo el colchón.

El subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, adelantó a este diario que "seguirán fomentando el instrumento y seguramente antes de fin de mes se realice una segunda licitación". "Todavía falta educar más al mercado sobre este producto y que más bancos participen pero ya en la primera licitación se evidenció un gran interés por parte de minoristas".

En la misma dirección, Polo señaló que "en términos generales lo que se viene es un Tesoro más activo en captar dólares para cerrar el gap financiero y restarle así presión al Central".