Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno cambia su estrategia de comunicación: quiere hablar directo con los ciudadanos

Luego de que se publicara en el Boletín Oficial que la Jefatura de Gabinete podrá utilizar la base de datos de ANSeS, desde la administración nacional aseguran que quieren combinar la estrategia en medios tradicionales con una manera no intermediada de llegar a los ciudadanos. "La hipersegmentación es el futuro", bromean. Por ESTEFANÍA POZZO

El Gobierno cambia su estrategia de comunicación: quiere hablar directo con los ciudadanos

"La hipersegmentación es el futuro", bromea alguien del equipo de comunicación del presidente Mauricio Macri, en referencia a la cesión que hizo la ANSeS de su base de datos para que la Jefatura de Gabinete de Ministros, a través de la Secretaría de Comunicación Pública, pueda utilizarla en campañas destinadas a poblaciones específicas de ciudadanos.

A través de la resolución 166 - E/2016 con fecha de hoy, Anses se compromete a remitir de forma periódica datos personales (nombre y apellido, DNI, CUIT/CUIL, domicilio, teléfonos, e-mail, fecha de nacimiento, estado civil y estudios cursados) de cada una de las personas que tenga registradas el organismo, y que, de acuerdo con lo publicado hoy en el Boletín Oficial, se utilizará con el objetivo de "mantener informada a la población a través de diversas modalidades, que incluyen desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo".

Desde la administración nacional aseguran que la cesión de los datos es legal entre organismos públicos y está enmarcada en la ley de Protección de Datos Personales N° 25.326. "Bajo está normativa no es necesario el consentimiento de los ciudadanos", remarcaron desde la administración macrista. Efectivamente, esta cesión está prevista entre dependencias estatales en el artículo 11 inciso c de esa normativa.

"Se van a utilizar esos datos para mantener informada a la población", aseguraron desde la Casa Rosada, y remarcaron que quieren llevar adelante una "segmentación de la comunicación". 


Más información: Autorizan a la Jefatura de Gabinete a usar las bases de datos de la ANSeS


Con estos datos, el Estado Nacional podría, por ejemplo, definir comunicaciones específicas para poblaciones concretas en función de objetivos puntuales. "Hoy hay aproximadamente 1,5 millones de chicos que podrían tener la Asignación Universal y no la tienen, y con estos datos podríamos informarles directamente cómo hacer para tramitar el beneficio", ejemplificaron.

"La idea es llegar a los ciudadanos a través de distintos canales, es decir, a través de algunos más directos que no sean los tradicionales exclusivamente", comentaron, aunque descartaron al mismo tiempo que vayan a discontinuarse las campañas de bien público a través de los medios de comunicación masiva. "No se van a dejar de hacer campañas masivas, será una combinación", ampliaron.

Desde Anses aseguraron que el objetivo es hacer un "intercambio para la mejora de las políticas sociales".

Apenas trascendió la novedad, se generó revuelo en las redes sociales, porque surgieron críticas sobre posibles usos proselitistas que podría hacer la administración nacional.

Referentes de la oposición también criticaron la iniciativa del Ejecutivo. Graciela Camaño, del Frente Renovador, aseguró que hará una "presentación judicial" porque considera que esta iniciativa "viola el hábeas data".

Esta misma fue la postura de la diputada nacional Victoria Donda,  quien aseguró en diálogo con la agencia DyN que le "parece que deben ser datos protegidos" y "sólo usados por el Estado para fines de políticas de carácter social".