Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno cambia canciller con el desafío de acordar con la UE y recibir a la OMC

De manera sorpresiva, Malcorra anunció que vuelve con su familia a España y será asesora ad honorem. La sucede Faurie, embajador en Francia, que buscará efectivizar inversiones

El Gobierno cambia canciller con el desafío de acordar con la UE y recibir a la OMC

"El recambio ministerial terminó". La frase que desde Casa Rosada repitieron de manera incansable durante todo el verano encontró fecha de vencimiento ayer en un mediodía de pleno otoño. Cinco meses después de la salida de Alfonso Prat-Gay del Ministerio de Hacienda y Finanzas, el Gobierno perdió a una de sus figuras estelares del Gabinete, Susana Malcorra, quien por motivos personales decidió dejar la Cancillería. En su lugar asumirá, a partir del 12 de junio, Jorge Faurie, actual embajador argentino en Francia.

Uno de los encuentros en los que participó ayer Malcorra con el presidente Mauricio Macri aparece como un desafío central del nuevo canciller. Se trata de la reunión que desde el Gobierno mantuvieron con la vicepresidenta de la Comisión Europea Federica Molgherini, tras la cual Malcorra vaticinó que en diciembre se puede cerrar el acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur, durante la reunión de cancilleres de la Organización Mundial de Comercio que se llevará a cabo en Argentina.

Ese será uno de los principales objetivos de Faurie, quien a la par viene organizando la trascendente cumbre del G-20 que se hará en Buenos Aires el año que viene. El perfil de quien fuera vicecanciller durante la presidencia de Eduardo Duhalde obedece al intento del Gobierno nacional por fortalecer los lazos con Europa.

Faurie es el actual embajador en Francia, uno de los países más reacios a aprobar un acuerdo entre Mercosur y la UE, y a avalar la exportación argentina de biodiésel a la región, negocio que le generaba a la Argentina unos u$s 1000 millones anuales. En París también se encuentra la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la que Argentina pretende ingresar. Como diplomático, además, estuvo destinado en Brasil y mantiene contacto con referentes de ese país, en medio de la crisis política y social que atraviesa el principal aliado comercial argentino, cuyo presidente Michel Temer es investigado por la Justicia, por avalar coimas en el marco del escándalo internacional denominado "Lava Jato".

La salida de Malcorra sorprendió incluso a funcionarios del Gobierno, ya que el anuncio se mantuvo con un estricto silencio. Recién a las 14.12, Presidencia de la Nación comunicó que 48 minutos después Malcorra y el jefe de Gabinete Marcos Peña brindarían una conferencia de prensa. "Es una bomba", dijeron, al tiempo que descartaron que se fuera a comunicar el nombre del nuevo embajador en Estados Unidos. Poco antes Malcorra había almorzado con empresarios y no había dado pistas de una salida. Todo lo contrario: según testigos, habló en presente de la gestión e incluso planteó desafíos futuros.

Finalmente fue el propio presidente Mauricio Macri quien comunicó que "la canciller nos abandona". "Estoy muy contento de esa decisión que tomé cuando me propusieron su nombre. No nos equivocamos, cuesta encontrar en la historia una canciller como Susana", aseguró Macri.

"Ella va a seguir siendo parte del equipo desde España, nos va a seguir ayudando y participando activamente porque esta inserción inteligente de Argentina recién comienza", afirmó Macri.

Tras el discurso del Presidente, Peña destacó a Malcorra como "una persona estratégica en nuestro equipo para insertar a Argentina en el mundo" e informó que en su lugar asumirá Faurie, a quien definió como "el diplomático número uno en el ranking de diplomáticos" de carrera en la Cancillería. Luego habló Malcorra, que destacó su paso por la Cancillería como "el máximo honor que he tenido como persona", saludó a su sucesor Faurie, y argumentó que su alejamiento se debe a sus "responsabilidades familiares" en España. Según supo El Cronista, el marido de la todavía canciller se está recuperando en Madrid de una enfermedad. En la capital española vive la mayor parte de la familia de la todavía canciller nacional.

Por la tarde, Malcorra se refirió a su salida en Twitter, espacio en el que agradeció nuevamente la designación, valoró los logros de gestión y aseguró que "desde España seguiré colaborando ad honorem con mi país para que Argentina alcance el lugar que debe ocupar".