Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno busca flexibilizar las barreras del Mercosur para negociar acuerdos bilaterales

Intentará convencer al resto del bloque para que no impida el acercamiento a países de Asia y África. Una delegación viajará a Brasil para remover las principales trabas

El Gobierno busca flexibilizar las barreras del Mercosur para negociar acuerdos bilaterales

Haciendo uso de la presidencia pro témpore del Mercosur, el Gobierno impulsará una postura aperturista del bloque económico para lograr que el resto de los socios regionales apruebe la intención argentina de negociar acuerdos comerciales con otros países, saltando las normas de la unión aduanera.

Varios funcionarios del Gabinete nacional y de la Cancillería viajarán en los próximos días a Brasil para llevar a sus contrapartes de la administración Temer una propuesta destinada a buscar acuerdos extrarregionales con Asia y África. La intención del Gobierno es evitar que el principal socio comercial se oponga a la búsqueda de acuerdos con esas regiones, sea por dentro o por fuera del Mercosur.

"Queremos estar alineados con Brasil, para que no rechacen esta búsqueda de nuevos mercados", dijeron a El Cronista en el Palacio San Martín.

La cancilller Susana Malcorra se refirió en múltiples ocasiones a la intención de buscar nuevos mercados donde colocar la producción nacional.

Días atrás, una importante fuente diplomática deslizó que se llevará una propuesta en este sentido a Brasil y a los otros socios, Uruguay y Paraguay, para sondear oportunidades comerciales en Asia y África. De no haber acuerdo, propondrán una suerte de excepción a las normas Mercosur, ya que la resolución 32/00 del bloque impide negociar acuerdos bilaterales con terceros países por fuera de la alianza regional.

"En algunos casos habrá interés, y en otros no. Entonces ahí buscaremos lo que, por ahora, llamamos ‘flexibilización’.

A qué nos referimos con eso, todavía lo debemos definir", soltó ante este diario un embajador de la más alta escala.

Aunque evitaron las comparaciones, las explicaciones dadas recuerdan el caso uruguayo.

Montevideo tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC) con México y, por otra parte, comenzó a negociar un acuerdo de similares características con China. Durante su última visita al país, el presidente Tabaré Vázquez se llevó la promesa del presidente Macri de no frustrar los intereses uruguayos. Aunque el caso tiene sus particularidades: China propuso un TLC con el Mercosur hace años y la unión aduanera jamás dio respuesta.

El acercamiento a Asia y África no es lo único en la agenda aperturista de la Cancillería.


El Gobierno también quiere una negociación de igual calibre con México, para lo cual se escudará en las "relaciones históricas" que existen con dicho país para negociar de forma bilateral.

Mientras dure la presidencia la Argentina en el bloque económico regional, se proseguirá el acercamiento hacia Japón, una nación ávida de volcar inversiones a través de las empresas de ese origen que operan en el país.

De hecho, a Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, liderada por Juan Procaccini, está en conversaciones avanzadas para llevar anuncios consistentes a la visita que Macri realizará a Tokio a mediados de año.

Y desde el Mercosur, se dará nueva fuerza a las conversaciones para atraer más inversiones de Canadá.