U$D

LUNES 25/03/2019

El Gobierno busca cambiar criterios para ajustar balances por inflación

Quiere aprobar, junto al Presupuesto 2019, un proyecto que Massot y Laspina presentaron hace un mes y medio. Proponen modificar los parámetros

Luciano Laspina y Nicolás Massot (PRO) son los autores del proyecto junto al radical Miguel Angel Bazze

Luciano Laspina y Nicolás Massot (PRO) son los autores del proyecto junto al radical Miguel Angel Bazze

Cuando hoy el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presente el Presupuesto 2019, el oficialismo plasmará su deseo de que ese proyecto sea aprobado junto a otros dos: la modificación en el Impuesto a los Bienes Personales y el cambio en los parámetros del revalúo de balances por inflación. Esta última iniciativa fue presentada el 10 de agosto y lleva las firmas del jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot; el presidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina; y el secretario de esa comisión, el radical Luis Pastori.

El proyecto propone modificar los criterios para el ajuste impositivo por inflación que el Congreso sancionó en diciembre último. Aquella norma modificó la Ley del Impuesto a las Ganancias para habilitar a las empresas a ajustar sus balances a la inflación por única vez cuando ocurriesen una de dos condiciones: cuando el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) registrara una suba del 100% en tres años (período que se cumple en 2020) o cuando llegara al 33% en cada uno de los años integrantes del período. Lo que sucedió en agosto pasado.

"Técnicamente, las empresas ya están autorizadas para ajustar su balance por inflación", admitió un importante diputado del PRO en diálogo con El Cronista.

Para evitar perder recaudación por ese revalúo, que significaría para muchas empresas pagar mucho menos de lo previsto en Impuesto a las Ganancias, el oficialismo busca modificar los criterios del ajuste antes del 31 de diciembre, fecha en la que las compañías deben presentar sus liquidaciones.

La propuesta de Massot, Laspina y Pastori consiste en reemplazar el IPIM por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que aumenta a menor ritmo que el mayorista. La explicación formal, sin embargo, es otra. En los considerandos del proyecto, los diputados señalan que el IPIM pondera productos manufacturados y primarios que "son menos representativos respecto de la totalidad de actividades que se desarrollan". Y que el IPC tiene "suficiente representatividad para que sea el homogeneizador de las correcciones monetarias que existen en la legislación tributaria".

Además, el proyecto, que fue presentado hace un mes y medio, apunta a pasar el gatillo para el ajuste por inflación del 33% anual actual al 40%. Sin embargo, por la velocidad de la crisis, ese punto quedó obsoleto después de la corrida cambiaria y consiguiente traslado a precios de las últimas semanas. Durante el debate en comisión, el oficialismo propondrá llevar el gatillo al 50%. "Es una desprolijidad total", reconocen en Cambiemos, aunque creen que tendrán apoyo de otros bloques. "Va a tener acuerdo. ¡Sino son 80.000 millones de pesos menos para todos! Para la Nación y para las 24 provincias", advierten, pues el Impuesto a las Ganancias se coparticipa.

Cambiar las reglas del juego mientras el partido se está jugando (y cuando el Gobierno avanza con el marcador en contra) no será gratis. "Va a haber algo de litigiosidad, seguro", prevén en el oficialismo. Aun así, están dispuestos a avanzar. El proyecto establece que sus disposiciones "tendrán vigencia para los ejercicios que se inicien a partir del 1° de enero de 2018".

El proyecto será discutido desde hoy junto al Presupuesto 2019 y a los cambios en el Impuesto a los Bienes Personales. El ministro Dujovne encabezará la presentación de esas dos iniciativas desde las 12:30 en el Salón Delia Parodi y pasado mañana volverá al Congreso para responder preguntas de los legisladores en la comisión de Presupuesto que preside Laspina.

En junio, el Gobierno proyectaba crecer en 2019 un 2% y una inflación del 17%. Números que quedaron absolutamente desactualizados tras la crisis.