Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno avanzará con un mayor control a los súper y el primer objetivo será la carne

A su vuelta de México, el secretario de Comercio, Miguel Braun, firmará la resolución que modificará la CNDC y la pondrá operativa. Controlarán los carteles

Las carnicerías, cada vez con menos compradores

Las carnicerías, cada vez con menos compradores

A diferencia de la gestión kirchnerista, el foco del gobierno de Mauricio Macri para frenar la inflación no serán los controles de precios, sino el fomento de la competencia entre las empresas y la fiscalización para evitar los abusos por posiciones dominantes en los mercados.


Es con este objetivo que desde el Ministerio de Producción relanzarán esta semana la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que será una réplica del "modelo chileno", afirmaron fuentes de la cartera.


El foco estará puesto en el control de los supermercados, último eslabón de la cadena con importantes márgenes de rentabilidad. Poner el ojo en las principales cadenas de comercialización es la tarea más sencilla porque se trata de un sector conformado por muy pocas empresas y existe mucho más riesgo de abusos que en otros segmentos de la cadena comercial.

Fuentes del ministerio que dirige Francisco Cabrera aseguraron que ni bien regrese el secretario de comercio, Miguel Braun, de México, firmará la resolución que pondrá en funcionamiento la CNDC con algunos cambios.

Afirmaron que "buscarán restablecer el funcionamiento de la entidad como instrumento legítimo para identificar y prevenir conductas anticompetitivas y cartelización de mercados", de manera tal que se vele por los "intereses de los consumidores".

Uno de los objetivos de este relanzamiento es trabajar para llegar a los 45 días administrativos como promedio para realizar fusiones y adquisiciones –para "no perder tiempo cuando se trata de nuevas inversiones que cuidan y generan trabajo"– y también están pensando en mecanismos directos de información de precios al consumidor, dijeron desde Producción.

"La OCDE es una referencia para nosotros en la promoción de políticas basadas e la transparencia y la eficiencia estrictas", precisaron.

La CNDC estará presidida por Eduardo Greco, quien ya está en funciones, aunque su nombramiento se concretará recién a fin de mes.

Uno de los sectores prioritarios donde trabajará la comisión será el de carne, donde se reflejaron importantes subas de precios en las últimas semanas. El Gobierno está apuntando contra el último eslabón de la cadena, como las carnicerías y los supermercados, tal como disparó el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile (ver pág.3). Negociar con las cadenas es tarea mucho más sencilla, ya que el rubro de carnicerías está fuertemente atomizado. Además, advierten que podrían abrir la importación de carne de Uruguay y otros mercados.

Un informe del Ieral, de la Fundación Mediterránea, detalló que el precio de la carne de los últimos doce meses superó los incrementos registrados en la hacienda, en el índice general de precios y los costos salariales vinculados con la actividad.

El aumento de precios de la carne observado entre enero de 2015 y el mes pasado fue del 50,3%, porcentaje que superó a la suba del precio de la hacienda (+46,7%); la suba general de precios (entre 31% y 34% según las fuentes) y el incremento de los salarios de la actividad (entre 30% y 32%), precisó el Ieral.

A partir de la premisa que toma el estudio de que "el propio mercado, con sus tiempos, realice una corrección al respecto", se advierte que "la suba de tarifas de servicios públicos y la mayor inflación de los últimos meses tendrá seguramente impacto sobre el poder de compra de amplios segmentos de consumidores, generando más presión aún para el reacomodamiento de precios de la carne", indicó la Fundación Mediterránea.

Desde el Gobierno, sin embargo, dejaron trascender que la inflación se desaceleró en las últimas dos semanas –la última medición fue de 0,3%– y que, de esta manera, el número de enero estará sensiblemente por debajo del de diciembre, que rondó el 6%.

También consignaron que en ese período algunos precios de la Canasta Básica Alimentaria "tuvieron una moderada baja", como por ejemplo el de la carne.