Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno avanza en el Congreso para tratar de desplazar a Echegaray de la AGN

El jefe de Gabinete respaldó los insistentes pedido de Carrió, que busca su impugnación en el cargo. Se sumaron a la embestida el jefe de bloque del PRO, Massot, y Negri, de la UCR

El Gobierno avanza en el Congreso para tratar de desplazar a Echegaray de la AGN

Con la citación a indagatoria del ex jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, el oficialismo intensificó sus movimientos para intentar desplazarlo de la Presidencia de la Auditoría General de la Nación (AGN). La diputada oficialista Elisa Carrió, su enemiga acérrima, encabezó ayer las embestidas contra el ex funcionario kirchnerista, a las que se sumaron también el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el titular del bloque del PRO en la Cámara baja, Nicolás Massot, y su par de la UCR, Mario Negri.

Pero Carrió no se quedó ahí. Además, en solitario, les mandó sendas notas a los presidentes de las Cámaras de Diputados y de Senadores, Emilio Monzó y Gabriela Michetti, para insistirles con su impugnación a la designación de Echegaray. "Resulta insostenible que frente al órgano de asistencia técnica del Congreso esté una persona de las características de la propuesta por el partido de la oposición. Persona que acumula día a día procesos judiciales pendientes", se quejó.

La diputada había criticado en su momento que Monzó y Michetti avalaran con su firma el nombramiento del titular de la AGN, designación que cuestionó en los tribunales contenciosos administrativos a nivel federal, adonde directamente impugnó las resoluciones firmadas por sus aliados políticos. Ayer, les recordó eso y agregó: "Pongo estos nuevos hechos en vuestro conocimiento en tanto configuran una causal más de inconducta grave que debe ser analizada por las autoridades del Congreso".

Peña respaldó los insistentes pedidos de Carrió y advirtió que un eventual procesamiento de Echegaray en la causa conocida como la ruta del dinero K "empujaría hacia su remoción". El oficialismo se aferra al artículo 124 de la Ley de Administración Financiera, que establece que "los auditores generales podrán ser removidos, en caso de inconducta grave o manifiesto incumplimiento de sus deberes, por los procedimientos establecidos para su designación".

Es decir, por una resolución conjunta de los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores.
"Claramente las autoridades nuestras del Congreso han venido discutiendo el tema, no sólo nuestra fuerza política", reveló Peña. Y agregó: "Tenemos en claro que corresponde por la Constitución que ese cargo lo ejerza la oposición, que es el PJ, por lo cual ellos también van a tener que opinar".

Por otra parte, junto a Negri y Massot, Carrió pidió formalmente a la AGN que suspenda su actividad hasta tanto el juez Sebastián Casanello le tome declaración indagatoria a Echegaray el próximo 3 de mayo. Lo hicieron con una nota dirigida a los auditores Alejandro Nieva y Jesús Rodríguez (ambos designados por el oficialismo y de extracción radical), en la que les reclamaron que utilicen "todos los medios a su alcance para suspender cualquier eventual próxima reunión del Colegio de Auditores" hasta la indagatoria.

Para lograr una mayoría que paralice la AGN, sin embargo, los representantes del oficialismo necesitarían sumar dos votos más, que podrían encontrar en las manos de los de los peronistas Javier Fernández y Gabriel Mihura Estrada.

"Echegaray carece de la más mínima idoneidad moral requerida por el artículo 16 de la Constitución. Ha utilizado su cargo de director ejecutivo de la AFIP para perseguir políticamente, no solo a mí, sino a infinidad de dirigentes políticos, sociales, empresarios y ciudadanos en general, violando elementales garantías de constitucionales del estado de derecho moderno", insistió Carrió y agregó: "Pero además, ha utilizado su cargo para cometer delitos o para encubrir o facilitar delitos de terceros".