Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno avanza con el blanqueo de capitales y el pago a jubilados

En una sesión que arrancó con debate por el escándalo por la detención de López, el oficialismo logró apoyo de Massa, Bossio y algunos peronistas. Rechazo del FpV

Marco Lavagna (Frente Renovador)

Marco Lavagna (Frente Renovador)

La Cámara de Diputados se encaminaba a votar esta madrugada, con un amplio respaldo político del oficialismo, del justicialismo, del massismo, el Frente Amplio Progresista y un sector del Frente para la Victoria, el proyecto de ley que contempla el pago de las sentencias por actualización de haberes a los jubilados, el blanqueo de capitales, y una eximición del pago del Impuesto a las Ganancias al próximo aguinaldo.

A las 11:15 comenzó la sesión con la presencia de 129 diputados y sin los legisladores del FpV que bajaron al recinto una vez que el oficialismo logró reunir quórum para abrir el plenario. En la Cámara hubo menciones al escándalo por la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López: el diputado de Libres del Sur, Federico Masso, colgó un cartel en su banca durante la maratónica sesión en la que expresó: "Lamento compartir la provincia con tucumanos que dan vergüenza" en alusión al ex secretario K. (Ver pág. 6)

Después de esa discusión el plenario legislativo debatió el proyecto ómnibus impulsado por el Gobierno nacional para pagar las deudas por sentencias judiciales con los jubilados, que será solventado con el producido del blanqueo de activos, y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Por la noche, el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, reiindicó que también se impulsa la creación de la pensión universal a la vejez para mayores de 65 años.

Los espacios que lideran Sergio Massa y Diego Bossio, el interbloque federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA) y el Bloque Justicialista, así como Margarita Stolbizer (FAP) firmaron el dictamen de mayoría junto al oficialismo, lo cual ya garantizó su aprobación en general durante la votación. Horas más tarde, el Frente Cívico de Santiago del Estero y un sector del FpV anunciaron que acompañarían. Incluso los diputados de Misiones, Maurice Closs, Sandra Risko y Jorge Franco. anunciaron que dejaban el bloque K y que integrarán un espacio propio.

El Gobierno siguió de cerca la votación, a tal punto que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el asesor presidencial José Torello siguieron los discursos desde el despacho del presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Allí se terminó de acordar el texto definitivo del proyecto en una reunión que mantuvieron con Massa; el jefe del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, y el presidente del bloque FPV-PJ del Senado, Miguel Pichetto. Uno de los motivos de las conversaciones fue la posibilidad de extender a 120 cuotas las deudas que tienen que pagar las provincias a la Nación, pero finalmente el oficialismo impuso su criterio de que se mantenga en 90 meses el plazo máximo para abonar el dinero que se le debe al Estado Nacional.

Desde el recinto, el diputado del PRO, Luciano Laspina, destacó "la necesidad de sancionar esta ley para reparar una deuda histórica con más de 2,5 millones de jubilados". Acto seguido Marco Lavagna (Frente Renovador) ratificó el acompañamiento del massismo a la propuesta oficial, pero aclaró que "nadie puede estar contento con un blanqueo de capitales con una moratoria". Pero en el massismo hubo diferencias: los diputados Felipe Solá y Liliana Schwindt rechazaron el proyecto de blanqueo de capitales.

El oficialismo encontró otro aliado en el ex titular de la ANSeS, Diego Bossio, uno de los legisladores opositores de mejor relación con el oficialismo. De hecho, un diputado de su espacio, el gremialista Oscar Romero, podría acompañar al Presidente a su viaje a Alemania, el próximo 5 de julio.
En cambio el kirchnerismo adelantó su rechazó a través del ex ministro de Economía, Axel Kicillof. El diputado acusó a los gritos al oficialismo de "estar votando algo que les quita plata y derechos a los futuros jubilados que no pudieron hacer los aportes". Tras su discurso, llovieron los aplausos irónicos desde las bancadas de Cambiemos. En tanto, el diputado aliado al FpV, Carlos Heller, cuestionó que no se excluya del blanqueo a los familiares de los funcionarios públicos y a los concesionarios y contratistas del Estado. "Es inadmisible", señaló.
Pero al ex ministro le costó mantener la tropa alineada. Ayer evaluaban votar a favor de la iniciativa gubernamental los sanjuaninos José Luis Gioja, Daniel Tomas y Sandra Daniela Castro, que pertenecen al FPV-PJ pero a diferencia de los tres diputados misioneros no romperán con el bloque.
Desde la izquierda también rechazaron el blanqueo. Néstor Pitrola sostuvo que esa iniciativa "habilita los fondos, acciones, bonos y propiedades en el exterior, es la institucionalización de la Argentina offshore".